Estados Unidos

Obama conmutó pena de cárcel a ocho condenados por narcotráfico

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, conmutó este jueves las penas de prisión a ocho condenados por narcotráfico, una inusual decisión que buscaría compensar los efectos de las rigurosas sanciones contra las personas detenidas por posesión de crack.

Tres años después de haber promulgado una ley que balanceó las penas otorgadas por posesión de crack y cocaína, Obama recurrió a su derecho de indulto para ordenar la liberación de los ocho detenidos, que han cumplido al menos 15 años de prisión cada uno.

La ley de 2010 “comenzó a corregir una injusticia que duraba desde hace decenios, pero para miles de prisioneros, llegó muy tarde”, afirmó el mandatario en un comunicado.

Hasta entonces una persona arrestada con un gramo de crack recibía la misma pena que otro con 100 gramos de cocaína. La ley cambió la relación de 100 contra 1 a 18 contra 1.

Seis de los ocho condenados cumplían cadena perpetua. La mayoría serán liberados de aquí a abril próximo, según la Casa Blanca.

La poderosa organización defensora de los derechos civiles ACLU saludó la decisión de Obama, señalando en un comunicado que se trataba de una “etapa importante para corregir los daños que las condenas extremas han provocado”.

Hasta ahora, Obama había conmutado la pena de prisión en una sola oportunidad desde que llegó al poder en 2008, según ACLU.

La ley desfavorecía especialmente a los condenados por posesión de crack, en su mayoría negros. Solo 25% de los consumidores de crack son negros, pero este grupo constituía el 81% de los condenados por posesión o venta de crack en 2007.

  Comentarios