Estados Unidos

Los inmigrantes hispanos prefieren la asistencia personalizada en Obamacare

Los inmigrantes hispanos en Estados Unidos suelen preferir la atención personalizada al tramitar servicios del Gobierno y teniendo en cuenta esa preferencia el sitio de internet del programa de salud Obamacare incluyó esa vía, según comentó Katherine Vargas, directora de la Casa Blanca para medios hispanos.

En vísperas de la entrada en vigor de los nuevos seguros médicos, Vargas explicó que los jóvenes hispanos tienden a estar más familiarizados con la comunicación por la red electrónica, pero en el caso de la mayoría de los hispanos de más edad hay una inclinación por recibir información en persona.

“Son inmigrantes y tienen que ver más con la idea de tener a alguien cara a cara, pero obviamente los jóvenes son más virtuales”, dijo.

En el sitio de internet ‘Cuidadodesalud.gov' los hispanos que prefieran ser atendidos en persona tienen la opción de solicitar ese servicio mediante los organismos comunitarios.

“Las organizaciones nos dicen que los hispanohablantes tienden a recibir una asistencia personalizada donde se les explique paso a paso, y poder encontrar ayuda local. Alguien de su comunidad con quien sentarse”, afirmó la vocera.

Entre el 1 de octubre y el 24 de diciembre de 2013, cerca de 1,1 millones de personas se inscribieron en el mercado de seguros de salud, informó. Tan sólo en diciembre se inscribieron unas 975.000.

La portavoz de la Casa Blanca dijo que aún se carece de la capacidad para poder estimar la cantidad de hispanohablantes que se han inscrito en el programa. El período de inscripción termina el 31 de marzo.

Algunos sectores hispanos de Estados Unidos se habían inquietado al ver que las funciones de inscripción al plan de salud estuvieran en lengua inglesa en internet, pese a que se les informó de que estarían listas para finales de noviembre.

El mercado de seguros de salud es la principal expresión de la Ley de Cuidado de Salud a Precio Asequible, promulgada por el presidente Barack Obama en marzo del 2010.

  Comentarios