Estados Unidos

EEUU: Robert Gates denuncia la instrumentalización de sus críticas a Obama

El exsecretario estadounidense de Defensa Robert Gates denunció este lunes la instrumentalización política que, según él, se hizo de sus críticas al presidente Barack Obama incluidas en sus memorias, que aparecerán el martes.

Extractos del libro del exjefe del Pentágono (2006-2011) durante los gobiernos de Geortge W. Bush y Obama difundidos la semana pasada en la prensa incluyen vivas críticas al presidente demócrata y a su equipo por la estrategia desplegada en Afganistán.

Sin embargo, durante entrevistas concedidas el lunes Gates, un republicano, dijo que estaba “decepcionado debido a que el libro fuera usado con fines políticos partidistas, y que las citas hayan sido sacadas de su contexto”. “Esto forma parte de la lucha política en Washington que denuncio en mi libro”, estimó en una entrevista con la cadena NBC.

Los extractos divulgados revelan la amargura de Robert Gates frente a las dudas del presidente sobre el éxito de su propia estrategia de enviar más refuerzos a Afganistán, en la que “no cree”.

“Cuando tomó esa decisión en noviembre de 2009, creía en esa estrategia. Durante 2010 -en buena medida debido a la presión constante del vicepresidente (Joe Biden) y otros en la Casa Blanca- sus dudas aumentaron”, matizó el exsecretario de Defensa en la radio NPR.

“Lo que perdieron de vista los (informes de los) medios es que, de hecho, yo estaba de acuerdo con casi todas las decisiones del presidente”, se quejó.

“La verdad es que teníamos una muy buena relación personal (con Barack Obama). Abordábamos nuestras diferencias con toda franqueza”, explicó.

Robert Gates, en cambio, hace referencia con mucho criticismo a Joe Biden, al que culpa en su libro de haberse “equivocado en casi todas las grandes decisiones de política exterior y de seguridad nacional en las últimas cuatro décadas”.

“Él alimentaba las sospechas del presidente sobre los militares”, agregó Robert Gates en NPR.

Denuncia asimismo el comportamiento de los asesores de la Casa Blanca, que se tomaban la libertad de llamar directamente a los generales. “Una parte de esos jóvenes que ocupan cargos relevantes en la Casa Blanca y en el Consejo de Seguridad Nacional estaban en la universidad, o incluso en el liceo, cuando yo era director de la CIA” a principios de los años 1990, ironizó en la radio NPR.

  Comentarios