Estados Unidos

Hijo de reconocido juez puertorriqueño hallado culpable de matar a su esposa

Pablo Casellas Toro, hijo del reconocido juez federal puertorriqueño Salvador Casellas, fue declarado el miércoles culpable del asesinato de su esposa, Carmen Paredes, así como de destrucción de pruebas y delito de posesión de armas.

Tras más de nueve horas de deliberaciones, un jurado declaró esta noche culpable al acusado por once votos contra uno, por lo que el juez ordenó la prisión inmediata del ex corredor de seguros.

Su pena máxima podría alcanzar los 116 años de prisión, una sentencia que está previsto que se conozca el próximo 6 de febrero.

Tras un mes de la fase oral del juicio, Casellas Toro fue hallado hoy culpable de asesinar a Paredes, quien fue encontrada muerta con varios disparos en la residencia matrimonial de Guaynabo, localidad cercana a San Juan, en julio de 2012.

El juicio ha atraído una atención mediática en Puerto Rico por tratarse de una pareja de la alta sociedad local y por las explicaciones dadas en su día por Casellas Toro sobre el hallazgo del cadáver de su esposa y la persecución posterior de la persona que dijo haber encontrado durante el incidente en su residencia, a la que, según dijo, disparó, aunque sin puntería.

El hijo del juez federal declaró que la mañana del crimen regresó a su casa después de visitar a su padre y observó a un individuo salir por la puerta del garaje de la residencia.

Según su versión, verificó las armas de fuego que guardaba en su residencia y luego pasó por la terraza, donde se encontró con el cadáver de su esposa.

Después, salió de la vivienda y observó a un hombre que intentaba subir un muro de cemento ubicado al lado de la propiedad.

Los análisis periciales mostraron que Paredes fue asesinada en un cuarto de la residencia y su cuerpo fue colocado luego en la mesa de la terraza.

  Comentarios