Estados Unidos

Washington sin confirmar nexos entre atacantes y el EI en Texas

La Casa Blanca dijo el martes que la investigación en marcha aún no ha podido determinar si el Estado Islámico (EI) es responsable del ataque del domingo.
La Casa Blanca dijo el martes que la investigación en marcha aún no ha podido determinar si el Estado Islámico (EI) es responsable del ataque del domingo. AP

La Casa Blanca dijo el martes que la investigación en marcha aún no ha podido determinar si el Estado Islámico (EI) es responsable del ataque del domingo contra una exposición de viñetas del profeta Mahoma en Texas, pese a que los yihadistas se han atribuido la autoría.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el martes por primera vez un ataque en Estados Unidos, cuyos dos autores fueron abatidos tras disparar contra un edificio donde se realizaba un encuentro considerado antiislámico en Texas, y advirtió que llevaría a cabo nuevos atentados.

“Decimos a Estados Unidos que lo que se está preparando será más importante y más amargo. Veréis cosas horribles de los soldados del Estado Islámico”, afirmaron los yihadistas.

Es la primera vez que el grupo extramista sunita, responsable de atrocidades y acusado por la ONU de crímenes contra la humanidad, reivindica oficialmente un ataque en un país occidental. La organización no reivindicó los atentados de París a principios de enero.

Poco después, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, estimó que “es prematuro pronunciarse en este momento” sobre un nexo entre el ataque de los dos hombres abatidos y el EI, pues “la investigación aún está en curso”.

La noche del domingo, los dos hombres bajaron de un vehículo y dispararon con fusiles de asalto a un guardia de seguridad fuera del centro donde se realizaba un concurso de caricaturas de Mahoma, en un suburbio de Dallas, organizado por la asociación American Freedom Defense Initiative (AFDI), considerada abiertamente antiislámica.

Tras herir al guardia de un disparo en el tobillo, ambos fueron abatidos por un policía con su revolver de reglamento.

Los dos atacantes, que fallecieron tiroteados por la Policía, eran dos hombres residentes en Arizona, uno de ellos investigado en el pasado por terrorismo.

Según Earnest, lo que sí se puede afirmar de forma categórica es que, gracias al trabajo “valiente” y “rápido” de los agentes locales, se pudo frustrar “un intento de ataque terrorista”.

Asimismo, el portavoz dijo que el Gobierno del presidente Barack Obama permanece “muy vigilante” ante los intentos del EI y otros extremistas de “radicalizar” y reclutar a individuos en EEUU.

El ataque ocurrió el domingo en el Centro Curtis Culwell de Garland, el suburbio de Dallas que acogía la exhibición del profeta Mahoma, y sus autores fueron identificados como Elton Simpson, de 30 años, y Nadir Soofi, de 34.

Simpson era un viejo conocido del Buró Federal de Investigaciones (FBI), ya que en el 2011 fue condenado a tres años de libertad condicional por mentir acerca de sus propósitos de viajar a Somalia para unirse a un grupo yihadista.

“Dos soldados del califato han llevado a cabo un ataque contra una exposición de dibujos contra el profeta en la ciudad de Garland en Texas”, afirmó un locutor al principio de la grabación, cuya autenticidad no pudo ser comprobada.

La muestra de Garland estaba auspiciada por el grupo Iniciativa Estadounidense en Defensa de la Libertad, que también usa el nombre “Detengan la islamización de Estados Unidos”, y ofrecía un premio de $10,000 a la caricatura ganadora.

En enero pasado, 12 personas fueron asesinadas en París en la redacción del semanario francés Charlie Hebdo, que había publicado viñetas del profeta, en un atentado que fue reivindicado por Al Qaida en la Península Arábiga.

  Comentarios