Estados Unidos

Boehner baraja la opción de demandar a Obama por su uso del poder ejecutivo

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, aseguró estar valorando interponer una demanda contra el presidente, Barack Obama, por el uso “excesivo” de su poder ejecutivo.

“La Constitución deja claro que el trabajo de un presidente es ejecutar fielmente las leyes. A mi juicio, el presidente no ha ejecutado fielmente las leyes. Contamos con un sistema de gobierno que indica en nuestra Constitución el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial”, argumentó Boehner en su rueda de prensa semanal.

“El Congreso tiene su trabajo que hacer y también lo hace el presidente. Y cuando hay conflictos como éste entre el poder legislativo y el poder administrativo, en mi opinión, tenemos la responsabilidad de defender a esta institución en la que servimos”, agregó el republicano.

Hasta el momento, la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, ha aprobado dos proyectos de ley destinados a frenar las órdenes ejecutivas del presidente, pero ninguna de ellas ha prosperado en el Senado, controlado por los demócratas.

Obama ha utilizado acciones ejecutivas en varias ocasiones, y de manera más profusa en lo que va de 2014, ante un Congreso profundamente dividido.

Bajo la premisa “un año de Acción”, la Casa Blanca ha evitado así la incapacidad de llegar a un acuerdo con los legisladores en asuntos que el presidente ha erigido como señas de identidad de su mandato, como la inmigración o la ampliación de beneficios entre las parejas del mismo sexo, entre otras.

Boehner no ha especificado las medidas concretas contra las que impondría la demanda, pero descartó que este asunto vaya a evolucionar en un juicio político contra el presidente.

“Lo que hemos visto claramente en los últimos cinco años es un esfuerzo para erosionar el poder de la rama legislativa”, dijo Boehner.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que desconocía si la oficina del presidente de la Cámara se había puesto en contacto con la Casa Blanca para tratar el asunto.

“Están considerando una demanda financiada por los contribuyentes en contra del presidente de Estados Unidos por hacer su trabajo… Es ese tipo de acción que creo que la mayoría de los estadounidenses no apoyaría”, añadió el portavoz.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios