Estados Unidos

El mundo expectante ante Cumbre de la OTAN

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, participa a partir de este jueves en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que se celebra en la localidad galesa de Newport.

El jefe del gobierno estadounidense realizó el miércoles una corta visita oficial en la capital estonia centrada en el conflicto de Ucrania y en las necesidades de seguridad de las tres antiguas repúblicas soviéticas del Báltico -Estonia, Letonia y Lituania-, todas ellas miembros de la Alianza Atlántica.

El presidente estadounidense participará este jueves y el viernes en un encuentro con los líderes de los 28 estados aliados, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy; el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko.

Obama tiene previsto iniciar el viernes la jornada con una visita junto al primer ministro británico, David Cameron, a la escuela primaria de Mount Pleasant de Rogerston, en las afueras de Newport, ciudad galesa en que se celebrará la reunión.

El presidente estadounidense estará en la fotografía oficial de la cumbre con el resto de líderes mundiales en el hotel Celtic Manor, tras la cual se iniciará la primera sesión de trabajo, centrada en Afganistán.

Durante la tarde de la primera jornada del encuentro se reunirá la Comisión OTAN-Ucrania, mientras que a última hora del día se celebrará una cena de trabajo en el Castillo de Cardiff en la que se abordarán los retos de seguridad que afrontan los países aliados.

El viernes, tras asistir a las sesiones de trabajo de la jornada, Obama ofrecerá una rueda de prensa y partirá desde Gales hacia Washington.

Se espera qaue la cumbre de la OTAN adopte sin duda medidas militares contra Rusia a pesar del plan para solucionar el conflicto en el este de Ucrania presentado por el presidente Vladimir Putin.

Sin esperar a la reunión de la OTAN en Gales, Francia anunció en la noche del miércoles la suspensión de la entrega del primer buque de guerra Mistral a Rusia.

Estados Unidos, opuesto a ese contrato desde hace meses, saludó este miércoles una “sabia decisión” de Francia y Moscú aseguró que “no es ninguna tragedia” para Rusia.

Los países bálticos también saludaron “la buena decisión” de Francia respecto a Rusia.

A lo largo del día, con un sentido consumado de la comunicación y del tiempo, Putin logró al menos momentáneamente hacer sombra a Obama, de visita en Tallin para tranquilizar a los países bálticos, inquietos ante el expansionismo de Moscú.

Su viaje a Mongolia no le impidió al presidente ruso presentar un plan en siete puntos para solventar el conflicto en Ucrania, ni decir que el viernes podría haber acuerdo entre separatistas y Kiev.

“He esbozado algunas reflexiones, un plan de acción”, declaró Putin por la televisión Rossia 24 en el preciso momento que Obama debía hablar en Tallin para lanzar un mensaje de solidaridad atlántica.

Según el presidente ruso, ante todo tienen que “cesar las operaciones ofensivas” en las regiones de Donetsk y Lugansk (este), donde el avance de las fuerzas gubernamentales fue detenido por los separatistas con apoyo de las fuerzas rusas

  Comentarios