Estados Unidos

La NASA en una encrucijada al cumplir 50

La fotografía de archivo del 20 de julio de 1969 muestra a los astronautas norteamericanos Neil Armstrong y Edwin E. "Buzz" Aldrin, los primeros hombres en pisar la Luna, plantando la bandera de EEUU en la superficie lunar.
La fotografía de archivo del 20 de julio de 1969 muestra a los astronautas norteamericanos Neil Armstrong y Edwin E. "Buzz" Aldrin, los primeros hombres en pisar la Luna, plantando la bandera de EEUU en la superficie lunar. AP

Hace casi medio siglo, Sam Beddingfield entró en las oficinas de la NASA y pidió un trabajo, confesando no saber nada de cohetes.

"No hay problemas'', le dijeron. "Nadie sabe''.

Este miércoles se cumple el 50 aniversario de la agencia, cuando el presidente Dwight Eisenhower prometió que EEUU encabezaría la carrera espacial.

La visión para los próximos 50 años era igualmente clara: revisitar la Luna y mandar astronautas a Marte y más allá, pero la ilimitada cantidad de dinero que propulsó los tempranos éxitos de la agencia ya no existe.

El gobierno ha anunciado planes para retirar la flotilla de trasbordadores para el 2010 y regresar a orbitar con nuevos vehículos espaciales para el 2015, con un viaje a la Luna para el 2020.

Públicamente, el jefe de la Agencia Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) Mike Griffin ha respaldado el plan del gobierno de Bush, pero en un reciente correo electrónico que se filtró aparece diciendo que la Casa Blanca iba a cerrar el programa de los trasbordadores sin haber financiado adecuadamente un sustituto.

"Personalmente soy tan pesimista como se puede ser'', le escribió Griffin a unos colegas en agosto.

Si el programa de los trasbordadores termina en el 2010, pudiera significar un gran pérdida de empleos en la Costa Espacial de la Florida, donde el Centro Espacial Kennedy juega un papel clave en los lanzamientos e investigación de los trabordadores, dijo Don Nelson, un ingeniero y planificador de misiones que pasó 36 años en la NASA antes de retirarse en 1999.

"Pudieran venir tiempo muy, muy malos si abandonamos el programa de los trasbordadores', dijo Nelson.

John McCain y Barack Obama han dicho querer acortar el tiempo entre el fin del plan del trasbordador y el relanzamiento al espacio, pero no está claro cómo piensan hacerlo.

Añadiendo a la incertidumbre, la NASA dijo el lunes que su misión de este mes para reparar el Telescopio Hubble será demorada hasta el año que viene debido a un error en la cámara orbital.

"Estamos en una encrucijada'', le dijo el administrador adjunto de la NASA Wayne Hale a la Prensa Asociada en relación con el aniversario de la agencia. "Si hubiéramos hecho las cosas como hubiéramos querido, no estaríamos aquí''.

En 1959, la NASA mandó a Beddingfield a Cabo Cañaveral una semana después de ser contratado en la base de la agencia en Virginia para trabajar en el proyecto Mercury y las primeras misiones espaciales tripuladas. Por aquella época, la los 33 empelados de la Costa del Espacio eran identificados por números; Beedingfield era el No.4. Ahora, la NASA tiene unos 10,000 empleados y un presupuesto anual de $17,000 millones.

"Entonces era un lugar muy diferente'', dijo Beddingfiedl, 74, desde el Aeropuerto Regional de Tutisville-Cocoa, donde es anfitrión de recorridos semanales de aviones militares retirados.

Como ingeniero aeronáutico, Beddingfield jugó un papel importante en los programas Mercury, Gemini y Apolo, y siguió hasta convertirse en director adjunto del programa espacial de los trasbordadores antes de retirarse de la agencia en 1985.

El programa del Mercury lanzó Alan Shepard - el primer americano en el espacio - en órbita en un cápsula sin ventanas el 5 de mayo de 1961.

El 20 de febrero del 1962, John Glenn, circuló la Tierra tres veces en menos de cinco horas.

El proyecto Gemini de la NASA se amplió gracias a los éxitos del Mercury, mandando equipos de dos tripulantes al espacio y dejándolos caminar allí.

El programa Apolo trajo equipos de tres personas y módulos lunares al espacio en cohetes más poderosos. El 20 de julio de 1969, la caminata por la Luna de Neil Armstrong completó al objetivo que el presidente John Kennedyy había anuciado ocho años antes cuando dijo que la NASA pondría a un americano en la Luna. La carrera a la Luna no se desarrolló sin tragedias. El 27 de enero de 1967, la cápusla del Apolo 1 estalló en llamas durante unas pruebas en Cabo Cañaveral. Tres astronautas muriero.

La última misión del Apolo fue en 1972, y la NASA entró en otra época de exploración espacial con el programa de los trasbordadores. El trasbordador Columbia hizo su primer viaje en 1981.

El programa de los trasbordadores también sufrió desastres. El Challenger explotó 73 segundos después de su lanzmainto en enero de 1986, matando a sus siete tripulantes, y el Columbia se desintegró al re-ingresar en febrero del 2003, matando también a siete astronautas.

ebenn@MiamiHerald.com

  Comentarios