Estados Unidos

Grupo especial investigará afectaciones de salud de diplomáticos en Cuba

Empleados salen de la embajada de Estados Unidos en La Habana tras conocer el 29 de septiembre del 2017 que Washington estaba retirando dos terceras partes de su personas diplomático en la isla.
Empleados salen de la embajada de Estados Unidos en La Habana tras conocer el 29 de septiembre del 2017 que Washington estaba retirando dos terceras partes de su personas diplomático en la isla. Miami Herald

El Departamento de Estado ha creado un grupo especial a cargo de la respuesta de varias entidades oficiales a los misteriores incidentes de salud, desde pérdida de la audición hasta conmociones cerebrales, que han afectado a diplomáticos estadounidenses destacados en Cuba y China.

Hasta la fecha, se ha confirmado médicamente que 24 diplomáticos y familiares que trabajaron en la embajada de Estados Unidos en La Habana sufren una gama de síntomas que parecen estar asociados con un sonido de alta frecuencia y otras sensaciones auditivas. Hace poco se confirmó que un empleado del gobierno federal que estaba en China sufrió de síntomas similares.

Aunque algunos funcionarios del Departamento de Estado han caracterizado los incidentes de "ataques", el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en una declaración el martes que "todavía no se ha establecido la naturaleza precisa de las lesiones sufridas por el personal afectado y si todos los casos tienen una causa común".

Desde noviembre del 2016, algunos diplomáticos destacados en La Habana dijeron que escuchaban ruidos extraños en sus casas, a lo que siguieron los síntomas. Incidentes similares se reportaron hasta agosto del 2017, lo que llevo a Estados Unidos a retirar unas dos terceras partes del personal de su embajada en septiembre del 2017.

Como parte de su respuesta, Estados Unidos también expulsó a 17 diplomáticos cubanos de Washington, y emitió una advertencia de viajes a la isla. Hasta nuevo aviso, los familiares no pueden acompañar al poco personal que queda en la embajada en La Habana. Y aunque Estados Unidos no ha culpado directamente a Cuba en los incidentes, dice que responsabiliza a La Habana por no proteger a sus diplomáticos en suelo cubano.

En el caso chino, un empleado estadounidense destacado en Guangzhou, en el sur del país, experimentó "sensaciones sutiles y vagas, pero no comunes, de sonido y presión". A ese empleado le diagnosticaron después una "lesión cerebral traumática ligera, el "mismo diagnóstico que dieron a algunos de los diplomáticos destacados en Cuba.

No habido retirada de personal diplomático estadounidense en China.

El nuevo equipo de respuesta, que fue creado por el subsecretario de Estado John Sullivan a solicitud de Pompeo, incluirá personal de los departamentos de Salud, Comercio, Justicia, Defensa y Energía, así como otros miembros de la comunidad de asuntos internacionales.

Entre los objetivos del grupo está identificar y tratar a los afectados, investigar los incidentes, mitigar riesgos a futuro y acercamiento diplomático.

Además de las conmociones cerebrales y la pérdida de la audición, otros síntomas citados son mareos, dolor de cabeza, ruido en los oídos, fatiga, dificultades cognitivas, problemas de la vista y el oído, y dificultad para dormir.

Siga a Mimi Whitefield en Twitter: mwhitefield@MiamiHerald.com

  Comentarios