Estados Unidos

Líder republicano del Senado es increpado en la calle por políticas de Trump

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell habla con la prensa en el Senado en Capitol Hill en Washington el 13 de febrero de 2018.
El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell habla con la prensa en el Senado en Capitol Hill en Washington el 13 de febrero de 2018. The Washington Post

Un grupo de ciudadanos increpó el domingo al líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, al que recriminaron la política migratoria del Gobierno del presidente Donald Trump a la salida de un restaurante en la localidad de Lousville (Kentucky), informaron medios locales.

El grupo, compuesto por una media docena de personas, siguió a McConnell hasta su coche al tiempo que coreaba “vamos a votarte fuera” y le exigía el cierre del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE, por sus siglas en inglés).

Al mismo tiempo, mientras que algunas de estas personas grababan la escena con sus teléfonos, imágenes que fueron posteriormente divulgadas por la cadena ABC News, otros le preguntaban qué está haciendo para reunificar a los cerca de 3,000 niños separados de sus padres por la política de “tolerancia cero” de la Casa Blanca.

Uno de los ciudadanos llegó incluso a amenazar veladamente al senador al decirle que sabe dónde vive.

Este acoso se produce en un momento de gran tensión en la sociedad estadounidense que se ha visto avivada por la decisión de la Administración Trump de separar a los niños de sus padres al cruzar irregularmente la frontera sur del país.

Numerosos ciudadanos acusan, además, al ICE de tener un trato poco humano con los inmigrantes, por lo que en las últimas semanas son cada vez más las voces que exigen el fin de la autoridad fronteriza.

Tras lo sucedido el domingo, McConnell se suma a la lista de miembros del actual Ejecutivo que en las últimas semanas han sido increpados en lugares públicos.

Este ha sido el caso de la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, una de las caras visibles de la retórica antiinmigrante del Gobierno, y del ya exsecretario de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Scott Pruitt, quien llegó a esgrimir este acoso como causa de su dimisión la semana pasada.

  Comentarios