Estados Unidos

CDC: El virus del Zika afecta a bebés incluso años después de nacer

Michelle Flandez sostiene a su hijo de 2 meses, Inti Pérez, a quien le diagnosticaron microcefalia vinculada al virus del Zika, en Bayamón, Puerto Rico, en una imagen de diciembre del 2016.
Michelle Flandez sostiene a su hijo de 2 meses, Inti Pérez, a quien le diagnosticaron microcefalia vinculada al virus del Zika, en Bayamón, Puerto Rico, en una imagen de diciembre del 2016. AP

Aproximadamente uno de cada siete bebés expuestos al Zika en el vientre de la madre tuvieron problemas de salud provocaros por el virus, incluidas algunas complicaciones médicas que no resultaron evidentes al nacer y que se identificaron más tarde, informó el martes la principal entidad de salud del país.

Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) dijeron que entre los problemas de salud posiblemente provocados por el Zika están defectos de nacimiento como la microcefalia, daños en el cerebro y los ojos, y afectaciones del sistema nervioso central, como convulsiones y pérdida del oído.

“Lo del Zika no se ha acabado”, dijo Peggy Honein, directora de la División de Trastornos Congénitos y del Desarrollo, durante una conferencia telefónica con reporteros.

Honein dijo que los CDC no pueden decir con exactitud cuántos trastornos del neurodesarrollo, como daños en el cerebro y los ojos, fueron causados por el Zika, pero agregó que la incidencia era 30 veces más elevada en bebés nacidos de madres expuestas al Zika durante el embarazo.

El informe publicado por los CDC el martes es el mayor hasta la fecha sobre bebés nacidos de madres que tuvieron Zika durante el embarazo.

Para el estudio, los CDC examinaron 1,450 niños que tenían al menos un año de edad para el 1 de febrero y a quienes se les había hecho algún seguimiento médico. Todos los niños en el estudio nacieron en territorios estadounidenses con presencia del virus del Zika en el 2016 y el 2017, incluidos Puerto Rico, Islas Samoa estadounidenses, Islas Vírgenes estadounidenses, los Estados Federados de Micronesia y las Islas Marshall.

Las nuevas conclusiones subrayan la necesidad de servicios médicos de seguimiento a los bebés expuestos al Zika antes de nacer, dijo el Dr. Robert Redfield, director de los CDC.

“Todavía estamos conociendo cosas nuevas sobre los efectos del Zika y pudieran pasar años antes de que comprendamos todas las consecuencias”, dijo Redfield. “Sabemos que algunos bebés pueden parecer saludables al nacer pero desarrollan problemas de salud a largo plazo con el tiempo”.

Pero la atención médica de seguimiento no ha sido uniforme para estos niños, dijo el Dr. Iván González, director del Equipo de Respuesta al Zika del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, un grupo de especialistas que coordina la atención médica a los bebés expuestos al virus antes de nacer.

González dijo que el equipo supervisa unos 65 niños nacidos en el 2016, cuando la Florida comenzó a supervisar las infecciones del Zika, y el 2018.

González dijo que, idealmente, el grupo debe seguir la pista a más niños, dado el número de mujeres embarazas a quienes se les confirmó el Zika con pruebas de laboratorio en la Florida: un total de 479 desde el 2016, según el Departamento de Salud de la Florida.

Pero persuadir a los padres y pediatras que sigan lo indicado por los CDC para la atención de seguimiento es difícil, dijo González, quien también es director médico del Centro de Referidos por el Zika de la Florida, un programa a nivel estatal que vincula a pacientes con médicos.

“Como el Zika se ha convertido en algo del año pasado, no le interesa a nadie”, dijo.

González dijo que los padres y pediatras que ignoran la atención de seguimiento de niños posiblemente expuestos al Zika antes de nacer se arriesgan a no identificar y tratar problemas, y que la intervención a tiempo puede minimizar los efectos a largo plazo, como trastornos de la visión y la audición, y el movimiento de brazos y piernas.

Muchas veces, dijo González, esos trastornos no se hacen aparentes hasta que los niños comienzan a incumplir ciertas fases del desarrollo, como sentarse a los 6 meses, incorporarse con ayuda de los brazos a los 9 meses y caminar al año de edad.

“En este momento pueden parecer normales, pero en uno o dos años, quizás tengan demoras en el desarrollo”, dijo. “Se pueden empezar a ver cosas que salen a relucir, y a menos que se haga un seguimiento, es muy difícil identificarlas”.

  Comentarios