Estados Unidos

Finaliza desgarrador luto de orca que se aferró al cadáver de su cría durante días

En esta fotografía tomada el martes 24 de julio de 2018 y proporcionada por el Centro de Investigación de Ballenas, se muestra una cría de orca que es empujada por su madre tras nacer frente a la costa de Canadá. La cría de orca murió al poco tiempo de haber nacido.
En esta fotografía tomada el martes 24 de julio de 2018 y proporcionada por el Centro de Investigación de Ballenas, se muestra una cría de orca que es empujada por su madre tras nacer frente a la costa de Canadá. La cría de orca murió al poco tiempo de haber nacido. AP

J35, una orca de 20 años, decidió liberar el cadáver de su cría al que estuvo aferrada por cerca de 17 días y con el que recorrió más de 1,000 millas, en lo que parecía ser un desgarrador proceso de luto, dijeron investigadores.

Para impedir que el cuerpo de la cría se hundiera, el cetáceo estuvo transportando y empujando el cadáver por la superficie del océano Pacífico, frente a la costa de Canadá y el noroeste de Estados Unidos.

Ken Balcomb, director ejecutivo del Centro de Investigación de Ballenas, vio el sábado a la orca desde su batiscafo en la isla de San Juan, en el estado de Washington, y dijo que la odisea de llevar a su cría muerta había terminado.

“J35 pasó por mi ventana hoy [sábado] con otras ballenas, y luce vigorosa y saludable”, escribió Balcomb en un correo electrónico, de acuerdo con el medio King5 de Seattle.

Balcomb, dijo que “no tiene antecentes” de que una orca matuviera durante tanto tiempo a su cría muerta y agregó que la madre viajó más de 1,000 millas con el cadáver, mientras este comenzaba a descomponerse.


La cría murió el 24 de julio pasado y la imagen de la orca empujando el cadáver conmovió a personas de todo el mundo.

Los científicos dicen que el duelo es común entre mamíferos como las ballenas, delfines, elefantes y ciervos. La evidencia muestra que el cerebro de la orca es grande, complejo y altamente desarrollado en áreas relacionadas con las emociones, dijo Lori Marino, presidenta del Proyecto Ballena Santuario.

Los expertos en ballenas dicen que han visto orcas guardar luto por sus crías muertas, pero J35 se aferró a la suya durante un período de tiempo inusualmente largo.

Los investigadores se habían preocupado por J35, quien fue vista por última vez con su bebé muerto el miércoles, porque no estaba comiendo adecuadamente y estaba gastando demasiada energía empujando el cadáver.

Sin embargo, nunca hubo planes de intervenir, y los biólogos de la vida silvestre de la NOAA dijeron que la idea de separar a la madre de su bebé muerto no se había considerado , de acuerdo con MyFox8.

“Es desgarrador verla. Este tipo de comportamiento es como un período de duelo y se ha visto antes. Lo extraordinario de esto es el tiempo”, dijo Michael Milstein de la Región de la Costa Oeste de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Mientras tanto, los investigadores han estado atendiendo por la misma zona a la orca J50 , una ballena de 3 años y medio que perdió el 20 por ciento de su masa corporal y desarrolló una protuberancia cerca de la base de su cráneo.

Los expertos le inyectaron antibióticos el jueves.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios