Estados Unidos

‘Llegaron, echaron un vistazo y huyeron’ despavoridos de este hotel embrujado

Landon Willard (izq) tiembla de miedo mientras Isaiah White ríe con nerviosismo durante el fin de semana inaugural de caza de fantasmas en el viejo Hotel Anderson, que la leyenda dice que está embrujado. Los recorridos seguirán hasta después de Halloween.
Landon Willard (izq) tiembla de miedo mientras Isaiah White ríe con nerviosismo durante el fin de semana inaugural de caza de fantasmas en el viejo Hotel Anderson, que la leyenda dice que está embrujado. Los recorridos seguirán hasta después de Halloween. The Anderson News

¿Cuánto miedo le daría entrar a un hotel embrujado?

De las aproximadamente 400 personas que se atrevieron a entrar el viernes y sábado pasado en el viejo Hotel Anderson, en Kentucky, 50 salieron corriendo despavoridas antes de terminar el recorrido, y otra docena se marchó tras esperar en el vestíbulo del hotel.

“Llegaron, echaron un vistazo y huyeron”, dijo Troy Young, quien junto con su familia y varios voluntarios recorrieron el hotel, que ha ganado notoriedad a lo largo de los años con su reputación de estar embrujado.

Young dijo que la notoriedad es un factor importante para que tantas personas hayan ido el fin de semana inaugural, y la razón por la que gente de toda la región, e incluso otros estados, van a Lawrenceburg con el objetivo de asustarse.

“La historia del hotel atrae a mucha gente”, dijo Young, quien dijo que recibe llamadas de personas para preguntarle si pueden entrar al lugar, que ha estado cerrado para actividades paranormales en los últimos años.

“Quieren venir a un recorrido paranormal, pero les dijo que no, que solamente es un hotel embrujado y que somos una atracción”.

El viejo hotel, que ha estado cerrado varias décadas, se convirtió en la obsesión de personas interesadas en los fenómenos paranormales y cazadores de fantasmas en todo el país después que el lugar salió en la televisión nacional. Jeff Waldrigge, líder de recorridos de caza de fantasmas, lo incluyó en sus visitas locales, pero abandonó la idea debido a que la gente experimenta adentro, como mostrar las partes en que han sido mordidos.

El hotel apareció en una página digital llamada weekinweird.com.

“El Hotel Anderson, que está abandonado hace más de 30 años, es el lugar donde se han documentado las actividades paranormales más violentas y visualmente asombrosas en las últimas décadas, que se manifiestan en forma de marcas de mordidas de mandíbulas invisibles y un misterioso artefacto que sigue confundiendo a los investigadores”, reporta la página digital.

Este tipo de exageración parece haber funcionado durante el primer fin de semana del hotel embrujado.

“Tuvimos más personas el sábado por la noche que durante todo el fin de semana inaugural del año pasado”, dijo Young.

Las ganancias netas de las actividades se donarán a organizaciones de caridad locales.

La entrada cuesta $10 y los recorridos futuros serán los días 5, 6, 12, 13, 19, 20, 26, 27 y 31 de octubre.

Este artículo lo envió el Kentucky Press News Service.

  Comentarios