Estados Unidos

Multan a United Continental por discriminación a empleados

United Continental Holdings, empresa matriz de la aerolínea más grande del mundo, deberá pagar una multa $215,000 por discriminación al contratar a sus empleados en EEUU, informó el martes el Departamento de Justicia.
United Continental Holdings, empresa matriz de la aerolínea más grande del mundo, deberá pagar una multa $215,000 por discriminación al contratar a sus empleados en EEUU, informó el martes el Departamento de Justicia. AP

United Continental Holdings, empresa matriz de la aerolínea más grande del mundo, deberá pagar una multa $215,000 por discriminación al contratar a sus empleados en EEUU, informó el martes el Departamento de Justicia.

La compañía había establecido diferentes requisitos entre sus trabajadores, dependiendo de si ostentaban o no la condición de ciudadano estadounidense, según un comunicado emitido por el Departamento.

Esa sanción se enmarca dentro de un acuerdo dado a conocer el martes al que llegaron la United Continental y el Departamento de Justicia para resolver una demanda interpuesta contra la empresa por discriminar a los trabajadores dependiendo de su condición de ciudadanos, lo que viola la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

Esa ley -en vigor desde 1965- prohíbe, entre otras cosas, las diferencias en la contratación, despido o reclutamiento de los trabajadores en función de su origen o condición de ciudadano estadounidense.

Por incumplir esta legislación, la compañía deberá no solo pagar $215,000, sino también crear un fondo de $55,000 para los trabajadores que podrían haber percibido salarios más bajos debido a las prácticas denunciadas.

Los términos del acuerdo también establecen que el Departamento de Justicia supervisará durante los próximos dos años las prácticas de contratación de la compañía.

La investigación del caso comenzó con una llamada telefónica a la Oficina del Consejero Especial para la Inmigración relacionados Injustas de Empleo de Prácticas, dependiente del Departamento de Justicia y responsable de hacer cumplir la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

A partir de esta llamada, el Departamento pudo descubrir que la empresa solicitaba a los empleados que eran residentes permanentes de forma legal -y no a los empleados con condición de ciudadanos estadounidense- que completaran formularios adicionales.

Además, debían proporcionar a United Continental pruebas adicionales de ser aptos para el empleo después de ser contratados, a pesar de que la ley prohíbe esta práctica.

La vicefiscal general de Derechos Civiles, Molly Moran, recordó que “la disposición antidiscriminatoria de la Ley de Inmigración y Nacionalidad protege a los individuos de ser señalados por verificaciones de empleo innecesarias y no autorizadas en función de su estado de ciudadanía o inmigración”.

United Continental se creó en 2010 a raíz de la fusión de las aerolíneas Continental y United Airlines.

  Comentarios