Estados Unidos

Barack Obama ha gastado más de $70 millones en vacaciones

Barack Obama durante un viaje al Kenai Fjords National Park en Seward, Alaska, el pasado 1ro de septiembre.
Barack Obama durante un viaje al Kenai Fjords National Park en Seward, Alaska, el pasado 1ro de septiembre. / AFP/Getty Images

Uno de los viajes del presidente Barack Obama y sus hijas fue a Nueva York, que incluyó ir a ver una obra en Broadway y un recorrido privado en un museo.

Después la primera dama Michelle Obama fue a esquiar a Aspen, Colorado.

Y muchos viajes para jugar golf en Florida, el sur de California y Martha’s Vineyard, en Massachusetts.

Y ahora que la familia Obama ha iniciado sus vacaciones de todos los años en Hawai, un nuevo cálculo coloca los viajes presidenciales en el 2015, en su mayoría personales, en $11.6 millones, según el grupo conservador Judicial Watch, sobre la base de registros del gobierno federal. Eso hace que el costo total de esos viajes personales sea de por lo menos $70.5 millones desde que Obama llegó la presidencia en el 2009, según un análisis del grupo.

El costo del avión Air Force One y otros aviones del gobierno, así como helicópteros, limusinas y otros componentes de los viajes presidenciales con frecuencia provocan interrogantes sobre la necesidad de gastar esos fondos.

“Dios mío, no podemos darnos esos lujos”, dijo Tom Fitton, presidente de Judicial Watch, que presiona por menos viajes personales y por cambios en la seguridad.

Pero otros dicen que todo eso es parte necesaria de la seguridad y las comodidades del comandante en jefe.

“En esta atmósfera, no creo que nadie de ninguno de los dos partidos les pida que gasten menos”, dijo Dave Carney, director político de la Casa Blanca durante la presidencia de George H.W. Bush y crítico de lo que calificó de vacaciones de lujo de los Obama. “Nadie quiere decir que necesitan menos seguridad y que entonces pase algo”.

La Casa Blanca disputa las cifras de viajes y dice que algunas de las visitas que el grupo cita incluyeron actividades de trabajo.

El viaje de Obama a California en junio, por ejemplo, incluyó un discurso ante la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos en San Francisco, así como juegos de golf en Palm Springs. El viaje de Michelle Obama al Reino Unido e Italia con su madre a hijas ese mismo mes incluyó la promoción de una iniciativa educativa para jovencitas, la participación en la delegación presidencial a la Feria Mundial y una visita a militares estadounidenses.

“El mandatario reconoce que es presidente de Estados Unidos 24 horas al día, en cualquier lugar que esté”, dijo Eric Schultz, portavoz de la Casa Blanca. “Creemos que el pueblo estadounidense no tiene a menos que el presidente tome algunos días de descanso con su familia en la temporada festiva”.

En realidad, Obama no toma muchas vacaciones.

El mandatario ha tomado 23 vacaciones por un total de 177 días, según Mark Knoller, corresponsal de CBS News en la Casa Blanca que lleva un registro serio de las actividades presidenciales.

En comparación, el presidente George W. Bush en este punto de su mandato había hecho 68 visitas a su finca de Texas por un total de 441 días, y 10 visitas a la casa de su familia en Kennebunkport, Maine, por un total de 39 días, según Knoller.

Las críticas al tiempo de vacaciones que se toman los presidentes se remontan a John Adams —segundo presidente de Estados Unidos, de 1797 a 1801—, quien viajaba con frecuencia desde la capital a su residencia en Massachusetts, dijo Brendan J. Doherty, profesor de Ciencias Políticas de la Academia Naval de Estados Unidos.

En la era moderna, el personal que viaja con el presidente y las telecomunicaciones le permite trabajar incluso cuando está de vacaciones, si así lo decide.

“Los presidentes siempre están trabajando”, dijo Doherty. “No es que se puedan desconectar de su labor”.

El cálculo de costos del 2015 compilado por Judicial Watch incluye en lo fundamental el costo de 11 viajes a Nueva York, Aspen, Chicago, Los Ángeles, Palm Springs, Martha’s Vineyard y Palm City, Florida, así como el viaje anual a Hawai del año pasado.

En algunos de los viajes participó toda la familia, mientras que en otros sólo participaron algunos miembros individuales. Pero muchos de los viajes de la primera dama y sus hijas no se conocen.

En respuesta a varias solicitudes de registros públicos de Judicial Watch a la Fuerza Aérea se conoció, por ejemplo que la operación del avión presidencial Air Force One cuesta $206,337 por hora. Esa cifra ha aumentado considerablemente en años recientes. En el 2012, la Fuerza Aérea calculó que costaba $179,750 por hora, según el informe del Servicio de Investigación del Congreso.

Otros costos por lo general no se publican, como los de albergar al personal del Servicio Secreto y la Casa Blanca, transportar las limusinas, helicópteros y otros equipos, alquiler de autos, espacio de oficina, alimentos e incluso cosas como vidrios blindados y líneas telefónicas adicionales.

La familia presidencial paga su alojamiento cuando se va de vacaciones. Los reportes publicados indican que los Obama gastan $25,000 semanales en sus vacaciones en una residencia privada en Hawai y $50,000 a la semana por su residencia privada de vacaciones en la Blue Heron Farm, en Martha’s Vineyard.

En el 2013, el diario Hawaii Reporter calculó que esas vacaciones de 17 días en las islas hawaianas para el presidente y su familia cuestan más de $4 millones.

Judicial Watch demandó el mes pasado al Servicio Secreto por no responder a 19 solicitudes de registros relacionados con gastos por concepto de seguridad en los viajes presidenciales.

John Wonderlich, director de política de la organización sin fines de lucro Fundación Sunlight, que defiende la transparencia en el gobierno, concuerda en que la administración debe dar a conocer el costo de los viajes del presidente y su familia. Pero dijo que criticar a Obama por esos viajes es sólo “una forma de crear resentimiento sobre el presidente” cuando es difícil alegar que Obama debe reducir su seguridad cuando está de vacaciones. “Es difícil justificar eso”, agregó.

Viajes personales de los Obama en el 2015

1-3 de enero: Viaje familiar a Hawai.

19 de febrero: Viaje del presidente Obama a Chicago.

14-16 de febrero: Viaje de Michelle Obama y sus hijas para esquiar en Aspen, Colorado.

14-16 de febrero: Viaje del presidente Obama para jugar golf en Palm Springs, California.

12 de marzo: Viaje de Michelle Obama a Los Ángeles.

12-13 de marzo: Viaje del presidente Obama a Los Ángeles.

28-29 de marzo: Viaje del presidente Obama a Palm City, Florida, para jugar golf.

15-21 de junio: Viaje de Michelle Obama, su madre e hijas al Reino Unido e Italia.

20-21 de junio: Viaje del presidente Obama para jugar golf en Palm Springs, California.

17-19 de julio: Viaje del presidente Obama y sus hijas a Nueva York por un fin de semana.

7-23 de agosto: Viaje de la familia Obama a Martha’s Vineyard.

Fuente: Judicial Watch, Casa Blanca

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios