Estados Unidos

Texas ejecuta al asesino de un inspector urbanístico

Adam Kelly Ward.
Adam Kelly Ward. AP

El estado de Texas ejecutó este martes a Adam Ward, un hombre que en 2005 asesinó a un funcionario de la ciudad de Commerce (cercana a Dallas) que realizaba una inspección en su vivienda.

A Ward, de 33 años, lo declararon muerto a las 18:34 hora local (23.34 GMT) tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville, según notificó el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Al hoy ejecutado lo condenaron a muerte por el asesinato el 13 de junio de 2005 de Michael Walker, un inspector que ese día notificaba presuntas violaciones al código urbanístico en la vivienda de los Ward.

La familia Ward ya había recibido múltiples citaciones por violar los códigos de Commerce y, según expertos que testificaron en el juicio, tenían el convencimiento de que existía una conspiración en su contra orquestada por funcionarios de la ciudad.

Ese día, Walker acudió a la propiedad para notificar una violación por chatarra acumulada a la intemperie y al llegar se encontró con Ward lavando su vehículo en la entrada.

El joven, que en ese entonces tenía 22 años, se enfrentó con el inspector y le lanzó un cubo con agua.

Walker llamó entonces a sus superiores para informar del incidente y solicitar ayuda policial, pero Ward fue a buscar un arma en el interior de la vivienda y mató al inspector de nueve disparos.

Según su versión, se sintió amenazado por la llamada de Walker y temió por su vida si llegaba la Policía.

Sus abogados argumentaron durante el juicio que Ward sufre delirios, síndrome bipolar y paranoia, atenuantes que de ser aceptados le hubiesen costado una pena de cadena perpetua en lugar de la condena a muerte.

Los mismos argumentos usó la defensa para pedir al Tribunal Supremo que detuviese la ejecución, pero los magistrados rechazaron hoy el recurso.

Ward se convirtió en el noveno preso ejecutado este año en Estados Unidos, cinco de ellos en Texas.

Desde que el Tribunal Supremo reinstauró la pena capital hace ya cuatro décadas, 1,431 presos han muerto ejecutados en el país, la mayoría de ellos en el estado sureño (536).

Precisamente Texas tiene previsto ejecutar el próximo día 30 a David Battaglia, un preso de 61 años condenado por asesinar a sus dos hijas de 6 y 9 en 2001.

  Comentarios