Estados Unidos

Dos muertos al descarrilarse un tren de Amtrak en Filadelfia

El tren 89 de Amtrak, que cubría la ruta entre Nueva York y Savannah (Georgia), chocó sobre las 8:00 a.m. del domingo contra una máquina de construcción que se encontraba sobre la vía.
El tren 89 de Amtrak, que cubría la ruta entre Nueva York y Savannah (Georgia), chocó sobre las 8:00 a.m. del domingo contra una máquina de construcción que se encontraba sobre la vía. AP

Un tren de pasajeros de la compañía Amtrak chocó el domingo contra un equipo de maquinaria pesada sobre las vías justo al sur de Filadelfia, provocando la muerte de dos trabajadores de la empresa ferroviaria y heridas menores a otros 30 pasajeros, informaron las autoridades.

Un portavoz del operador ferroviario Amtrak confirmó que el tren 89, que cubría la ruta entre Nueva York y Savannah (Georgia), chocó hacia las 8:00 a.m. contra una máquina de construcción que se encontraba en la mitad de la vía.

El tren 89 se dirigía de Nueva York a Savannah, Georgia, a eso de las 8:00 de la mañana cuando embistió una retroexcavadora que estaba sobre la vía en Chester, en las afueras de Filadelfia.

El impacto hizo descarrilar la locomotora principal del tren, que transportaba más de 300 pasajeros y siete tripulantes.

En el tren viajaban un total de 341 pasajeros y siete miembros de la tripulación, explicó Amtrak en un comunicado, en el que precisó que el accidente tuvo lugar a la altura de la localidad de Chester, al sur de Filadelfia.

El alcalde de Chester, Thaddeus Kirkland, confirmó que los dos fallecidos eran empleados de Amtrak y que ninguno de los pasajeros del tren murió en el siniestro, mientras que los 35 heridos fueron trasladados a hospitales de la zona.

Como consecuencia del choque, la locomotora del tren descarriló y hasta la zona se trasladaron los equipos de emergencia, según la compañía, que añadió que se tuvo que suspender durante varias horas el servicio de trenes entre Nueva York y Filadelfia.

Entre los pasajeros del tren siniestrado se encontraba el ex candidato presidencial republicano Steve Forbes, quien no sufrió heridas y pudo salir del vagón por su propio pie, según el canal de televisión C-SPAN.

La Administración Federal Ferroviaria confirmó que un equipo de la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte investiga las causas del suceso, según el periódico local The Inquirer. Funcionarios de la Administración Federal de Ferrocarriles concurrieron al lugar del accidente, dijo Matthew Lehner, un vocero de la agencia.

Las autoridades siguen sin tener claro por qué una máquina de construcción se encontraba en mitad de la vía en el momento del siniestro, en una zona en la que los trenes pueden llegar a circular a más de 110 millas por hora.

Por su parte, la empresa que gestiona el servicio ferroviario explicó que había sido notificada sobre los trabajos en esa área y que esas tareas de mantenimiento no iban a obligar a interrumpir el servicio, según su portavoz, Andrew Busch.

“El impacto fue muy fuerte, realmente terrible. Nuestras ventanas salieron volando y la gente intentó salir como pudo del vagón”, dijo una de las pasajeras del tren, Adriene Hobdy, al periódico The New York Times.

En mayo del año pasado otro tren de pasajeros de Amtrak, que cubría la ruta entre Washington y Nueva York, descarriló a la altura de Filadelfia y dejó entonces seis muertos y más de un centenar de heridos.

Las dos personas fallecidas eran empleados, uno era el operador de la retroexcavadora y el otro un supervisor. Dijo que los escombros lanzados por la fuerza del impacto cayeron contra los dos primeros vagones, provocando lesiones en los pasajeros.

Thomas y Amtrak informaron que más de 30 personas fueron hospitalizadas con lesiones no consideradas graves.

  Comentarios