Acceso Miami

Abrir un negocio en Estados Unidos, ¿Fácil o difícil para un extranjero?

¿Que tan fácil es abrir un negocio en Estados Unidos como extranjero?

Sí, es posible que los extranjeros formen corporaciones en Estados Unidos, y, sorprendentemente, no hay muchos requisitos. Pero operar una empresa requiere de condiciones ineludibles.
Up Next
Sí, es posible que los extranjeros formen corporaciones en Estados Unidos, y, sorprendentemente, no hay muchos requisitos. Pero operar una empresa requiere de condiciones ineludibles.

Constituir una empresa en Estados Unidos puede ser un gran paso para muchas empresas extranjeras proporcionándole la entrada al mercado de consumo más grande del mundo.

¿Pero que tan fácil o difícil es establecer y operar un negocio en Estados Unidos? Para el abogado de inmigración y negocios James Gagel, abrir una empresa en Estados Unidos “puede ser más fácil que hacerlo en otros países” debido a que no se requiere ser ciudadano o residente, no hay requisitos mínimos de capital, ni se debe comparecer ante un notario. Además, señala el abogado que existe una gran variedad de modelos empresariales que permite flexibilidad en la estructura y en cómo la empresa gestiona su negocio.


“En dos o tres días una persona podría tener su empresa constituida y la mayoría del proceso se puede hacer de manera electrónica”. De acuerdo con Gagel, crear una empresa en Estados Unidos es tan sencillo como escoger el tipo de negocio que se desea cosntituir, si desea formar una corporación, sociedad, empresa individual o una sociedad de responsabilidad limitada. Luego, deberá registrar su negocio con el Estado, un trámite que, dice el abogado, se puede realizar de manera digital y que podría tardar hasta 48 horas. Una vez registrada la empresa, se debe obtener un número de identificación tributario, y con este ya el propietario puede abrir una cuenta bancaria.

Cabe destacar que formular un plan de negocios previamente le ayudará a analizar el mercado y podría ayudar al emprendedor a conseguir capital para iniciar su empresa.

Todo lo que debes saber sobre negocios e inmigración en AccesoMiami.com

Lo que mucha gente no sabe, dice Gagel, es que para operar una negocio en Estados Unidos se requiere de una visa. “ No se puede operar una empresa con visa de turista o de negocios (B1/ B2). Hay 35 visas en Estados Unidos de las cuales, algunas de ellas van específicamente destinadas a lograr este propósito”. El abogado explica las opciones de inmigración que tiene un extranjero para abrir y operar un negocio en Estados Unidos.

Sí, es posible que los extranjeros formen corporaciones en Estados Unidos, y, sorprendentemente, no hay muchos requisitos. Pero operar una empresa requiere de condiciones ineludibles.

Si tiene un capital de al menos $50,000, planea crear un negocio, partiendo de cero, o comprar una empresa ya existente, la visa E-2 de inversionista es una alternativa, permite trasladar empleados con sus familias de una empresa a una subsidiaria de la misma en los Estados Unidos para vivir y trabajar temporalmente. Lo que la ley no permite es postularse por la E-2 para gestionar un negocio que se ha heredado en EEUU, pero sí puede hacerse a una franquicia.

El visado E-1 es exclusivo para los ciudadanos pertenecientes a naciones con los que existe actualmente un acuerdo internacional de comercio, y que desean trasladarse a los Estados Unidos para dirigir o gestionar negocios internacionales tanto de compra como de venta de mercancías (Importación/Exportación) por un volumen importante de negocio.


Si la persona es gerente, ejecutivo o tiene un conocimiento especializado de una compañía extranjera y trabajó allí por al menos un año en ese cargo, durante los últimos tres, puede solicitar la visa L-1. Esto, siempre y cuando se demuestre que el empleador extranjero está actualmente operando como subsidiaria, afiliada o accionista de una compañía estadounidense que lo va a emplear. Esta compañía puede ser recientemente incorporada. Las visas L-1 están disponibles para gerentes y ejecutivos de compañías con sede en el extranjero para trabajar en las subsidiarias o sucursales en los Estados Unidos. La duración de la visa L-1 es de 1 a 3 años, con extensión de tres años más. El empresario puede tener esta visa por un máximo de 7 años.


También está la alternativa del programa de inversión EB5, que tiene tres elementos claves, invertir capital, generalmente se exige a los solicitantes hacer una inversión de $500,000 o $1 millón de dólares en una empresa comercial de los Estados Unidos. El programa de inversionistas EB5 no solo brinda la posibilidad de tener una visa sino la residencia permanente.


De acuerdo con el Banco Mundial, Estados Unidos ocupa el lugar número 8 en el cuadro jerárquico de las economías del mundo donde es más fácil hacer negocios, entre 190 territorios nacionales analizados por el informe Doing Business 2017.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios