Acceso Miami

No es un caso de 'viene el lobo'. Inundaciones en Florida impactarán el bolsillo de todos

Un grupo de personas trata de sortear las calles inundadas en dirección a Haulover Marine Center en Miami Beach, en noviembre del 2016.
Un grupo de personas trata de sortear las calles inundadas en dirección a Haulover Marine Center en Miami Beach, en noviembre del 2016. Getty Images

Si considera que el aumento del nivel del mar no es motivo de preocupación en la Florida porque su casa no está cerca del agua, pues está ignorando una realidad que afectará el bolsillo de todos.

Un nuevo informe publicado el 18 de junio por Union of Concerned Scientists (UCS) indica que en los próximos 30 años –el tiempo promedio de duración de una hipoteca– están en peligro de inundación 311,000 viviendas costeras en Estados Unidos. En conjunto, estas propiedades tienen un valor en el mercado actual de $117,500 millones. También resultarían afectadas en el mismo lapso de tiempo 14,000 propiedades comerciales costeras, con un valor estimado de cerca de $18,500 millones.

Para este estudio, la UCS, una organización científica sin fines de lucro fundada en 1969 por profesores y alumnos del Massachusetts Institute of Technology (MIT), combinó sus datos con información del sitio web de bienes raíces Zillow.

El malecón de La Habana, ese elegante bulevar costero cuyos edificios de principios del siglo XX se están enfrentando a un mar que los rocía constantemente con sal y los golpea con olas gigantescas traídas por frentes fríos o huracanes.

Florida tendrá el mayor número de propiedades en riesgo de todos los estados y también la mayor cifra en pérdidas por el valor de estas propiedades. Para el 2045, se proyecta que experimentarán serias inundaciones 64,000 propiedades residenciales, en las que actualmente viven más de 100,000 personas. Las pérdidas estarían valoradas en $26,000 millones.

Las zonas más afectadas serán Miami, Miami Beach, Fort Myers, West Palm Beach y los Cayos. Algunas propiedades se inundarían un promedio de 26 veces al año o más (o el equivalente a una vez cada dos semanas) en las próximas décadas. Es importante aclarar que estas inundaciones no serían causadas por tormentas o huracanes de envergadura.


Esta situación tendrá un fuerte impacto en el mercado de bienes raíces. La potencial depreciación de las propiedades costeras de Florida podría tener repercusiones en toda la economía al afectar bancos, aseguradoras, inversionistas y constructoras. Esto no solo desencadenaría una posible crisis del mercado inmobiliario regional sino que tendría un efecto dominó que alcanzaría muchos renglones de la economía.

Los propietarios de viviendas inundadas pudieran encarar hipotecas que excedan el valor de sus viviendas, o enfrentar un marcado aumento de las primas de seguros, lo que pudiera llevarlos a incumplir con el pago del préstamo. Las entidades financieras que tengan un gran número de estas hipotecas riesgosas podrían perder dinero o incluso volverse insolventes, especialmente los bancos pequeños concentrados en áreas expuestas a alto riesgo de inundaciones. Los inversionistas de compañías inmobiliarias costeras y los constructores pueden experimentar pérdidas financieras similares en algunas áreas costeras.

Los autores del informe indican que la crisis inmobiliaria desatada por la depreciación de propiedades en riesgo de inundación será más severa que las experimentadas por el sector anteriormente. Estas propiedades no recuperarán su valor como ocurre con otro tipo de crisis porque quedarán completamente inservibles y por lo tanto no se podrán vender.

Esta situación no solo afectará las viviendas sino a los gobiernos municipales, que recaudarán menos por concepto de impuestos de propiedad. Las viviendas en riesgo de inundación en el 2045 actualmente contribuyen cerca de $350,000 millones de impuestos a la propiedad al año.


Una menor recaudación de impuestos también tendrá un impacto en la calidad de vida de la comunidad, que contará con menos presupuesto para educación, carreteras y seguridad ciudadana.

En cuanto a las propiedades comerciales, Florida ocuparía el segundo lugar entre los estados más afectados, con cerca de 2,300 propiedades expuestas a inundaciones crónicas para el 2045, valoradas en la actualidad en $3,000 millones.

Para finales de siglo, un millón de propiedades floridanas con un valor total de $351,000 millones estarían en riesgo de inundación.

El informe también propone que si los países siguen los objetivos iniciales del Acuerdo de París sobre el cambio climático –limitar el calentamiento global por debajo de 2 grados centigrados y controlar el deshielo polar– se evitaría la inundación del 93 por ciento de las viviendas de la Florida.

Siga a Sarah Moreno en Twitter: @SarahMorenoENH.
  Comentarios