Los clientes dejan sus vehículos en el valet parking del Dadeland Mall. Aunque algunos prefieren la conveniencia del servicio y están dispuestos a pagarlo, a otros les molesta que los operadores acaparen los espacios de estacionamiento. Estos días, hoteles, restaurantes, oficinas de médicos y hasta iglesias ofrecen valet parking.
Los clientes dejan sus vehículos en el valet parking del Dadeland Mall. Aunque algunos prefieren la conveniencia del servicio y están dispuestos a pagarlo, a otros les molesta que los operadores acaparen los espacios de estacionamiento. Estos días, hoteles, restaurantes, oficinas de médicos y hasta iglesias ofrecen valet parking. Pedro Portal pportal@miamiherald.com
Los clientes dejan sus vehículos en el valet parking del Dadeland Mall. Aunque algunos prefieren la conveniencia del servicio y están dispuestos a pagarlo, a otros les molesta que los operadores acaparen los espacios de estacionamiento. Estos días, hoteles, restaurantes, oficinas de médicos y hasta iglesias ofrecen valet parking. Pedro Portal pportal@miamiherald.com