Acceso Miami

Levantó (y perdió) dos negocios en Venezuela. En Miami ayuda al emprendimiento de la mujer

La empresaria venezolana Roxana Castillo espera un 2019 con mucho éxito en los negocios después de lanzar una compañía de productos saludables y un libro para ayudar a las mujeres a crear su propia empresa.
La empresaria venezolana Roxana Castillo espera un 2019 con mucho éxito en los negocios después de lanzar una compañía de productos saludables y un libro para ayudar a las mujeres a crear su propia empresa. Cortesía

Roxana Castillo sabe de primera mano que el miedo es lo que paraliza a muchos inmigrantes que quieren abrir un negocio. Lo sabe porque en Caracas levantó un negocio difícil, una galería de arte, y cuando llegó la debacle chavista lo perdió todo.

Los cuadros terminaron en las paredes de su casa, y a partir de ahí el sueño lo enfocó en establecerse en Miami, una ciudad en la que había vivido en los años 1990 cuando vino a estudiar inglés en la Universidad de Miami y que es su hogar desde hace cuatro años.

“No tengan miedo al cambio. Este ocurrió cuando saliste de tu país. Ese es el cambio más fuerte. Si ya llegaste, acepta el cambio y tómalo como una expansión de conciencia. Comprométete y sobre todo, no pierdas la pasión por lo que haces”, dice Castillo, que también se dedicó en Venezuela a la compra y venta de autos.

Castillo, de 50 años, ha volcado su experiencia como comunicadora y emprendedora en el libro El poder de la mujer latina, que ha concebido como una guía práctica para ayudar a las mujeres que aspiran a crear una empresa a pasar a la acción.

Uno de los desafíos que enfrentan las personas que tuvieron negocios en su país y quieren repetir el proceso en Estados Unidos es entender las particularidades de esta economía.

“Como no hay inflación, al menos no como la que manejamos en nuestros países, no puedes poner sobreprecio a los productos. Aquí las ofertas y la variedad son ilimitadas”, apunta.


A su vez señala lo reducido que son los márgenes de ganancia de una empresa joven. “Cuando sacas todos tus costos, y dices: ‘Ay, qué esfuerzo para ganar tan poquito’, debemos entender, al menos en este rubro, que vas a ganar por volumen”.

Lo dice pensando en la compañía que creó hace un año con dos socios, Healthy5Group, que se dedica a la creación y comercialización de productos saludables.

“Todo el dinero que entra lo reinvertimos para crecer. El mercado norteamericano es competitivo y cambiante, por lo que tenemos que reinventarnos, porque si no, nos diluimos y desaparecemos”, señala.

Las circunstancias también han hecho que cambie su visión del éxito. Ya no lo mide en términos de dinero, propiedades, autos o viajes, sino que se considera una triunfadora porque hace lo que le gusta.

“Todos los días me siento exitosa porque voy cumpliendo los pasos en este país”, añade Castillo.

Su faceta como comunicadora, que desarrolla en la plataforma digital Mujer Latina USA y en su canal de YouTube, en el que entrevista a personalidades hispanas exitosas, también la inspiraron a escribir un libro para ayudar.

“El maestro Rudy Pérez me contó que trabajaba con cercas de púas, y cuando le regalaron su primera guitarra tuvo que esperar casi dos semanas a que se le curaran las manos para tocarla. Mira qué compromiso con lo que tenía que hacer”, señala Castillo sobre el impacto que le causó la historia del productor, músico y compositor cubanoamericano.

La disciplina es uno de los requisitos que destaca para convertirse en triunfador, que a su vez señala como una característica que distingue a la mujer latina, además de la habilidad para negociar.

“La mujer es la que coordina, la que suaviza el emprendimiento, la que percibe el negocio desde la parte humana”, señala, mencionando como factor clave mantener la “energía femenina” en un mundo muy competitivo.

Asimismo, ha notado que las empresarias tienden a tratar de tomar el control, de asumir más responsabilidades de las que pueden abarcar, y que en ese proceso se olvidan de “la suavidad y la delegación”.

“Yo trataba de cargar las cajas en el hombro y un día dije: ‘No voy a competir con los hombres en fortaleza física’ ”.


Por otra parte, también aconseja a los futuros empresarios dar “un sentido social a su emprendimiento”. Destaca que hay un despertar social en el mundo y deben pensar antes en lo que “van a ganar en el corazón, en lugar de en las ganancias económicas”.

“Hay que distinguir un valor mas allá del producto que estás ofreciendo”, resume.

Su segundo libro, en preparación, nace de uno de los obstáculos que tuvo que enfrentar, la elaboración de un plan para el negocio, que suele costar varios miles de dólares.

“Hay muchas personas que no se atreven a invertir porque piensan que tienen que tener $100,000. [Con el libro] Yo los voy a enseñar a desarrollar un business plan”, concluye.

El poder de la mujer latina está disponible en Amazon y en el sitio Mujer Latina USA.

Siga a Sarah Moreno en Twitter: @SarahMorenoENH; Instagram: @sarahmoreno1585.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.

  Comentarios