Acceso Miami

La madre de todos los proyectos de construcción está por comenzar en Miami

Abróchense los cinturones, porque para los conductores la situación del tráfico en ciertas zonas de Miami se complicará enormemente. Es mejor que aprenda a meditar. O mejor aún, váyase a vivir a otra parte, cuatro años.

La madre de todos los proyectos de construcción de autopistas arranca el lunes con una etapa inicial de $800 millones para el rediseño de la Interestatal 395, que abarcará tramos importantes de la I-95 y la Carretera Estatal 836.

Los conductores deben esperar atascos espectaculares porque las obras afectarán tres autopistas que llegan al downtown de Miami, a Miami Beach y a la zona del Civic Center. Sobre Biscayne Boulevard se construirá un espectacular puente, que se parece a una tarántula de alta tecnología. Y un puente de dos niveles cruzará por encima de la I-95 al Viaducto MacArthur. Así que prepárense para cierre de sendas, de calles y de salidas de autopistas.

Aunque el Departamento de Transporte de la Florida, la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade y sus contratistas tratará de minimizar las afectaciones, no hay duda que habrá problemas de tráfico en el sur de la Florida, donde las barricadas y los conos naranja son tan normales como las palmeras.

Para cuando concluyan las obras en el otoño del 2023 —¿quién se atreve a apostar a que cumplirán esa fecha?— un hermoso camino de una milla de largo, plazas con obras de arte, jardines y un parque urbano de 30 acres habrán reemplazado los espacios oscuros y arruinados debajo de la I-395 que se han convertido en lugar de acampamiento para desamparados y drogadictos. Overtown, una vez el “Harlem del sur”, se habrá desecho de los sofocantes pasos superiores y otras estructuras que se construyeron en el vecindario en los años 1960 y que dejaron numerosas columnas de hormigón.


Las joyas de la ciudad —el Arsht Center for the Performing Arts, el Frost Science Museum y el Perez Art Museum— estarán mejor conectados unos con otros, con el Museum Park y la zona frente al mar. En teoría, deberá ser más fácil entrar y salir del downtown y atravesar el caótico distribuidor de vías, aunque no hay dudas de que las nuevas vías atraerán más tráfico.

Las labores topográficas y de pruebas geotécnicas, que incluyen enterrar pilotes de tierra a lo largo de la I-395 ya comenzaron, según Oscar González, portavoz del FDOT.

A partir del lunes, tres sendas en dirección sur de la I-95 desde las calles 29 a la 17 del NW se cerrarán al tráfico todas las noches para las obras. Dos sendas se cerrarán de las 9 p.m. a las 5:30 a.m. y una tercera se cerrará de 10 p.m. a 5:30 a.m. Habrá cierres adicionales de carrileras en la I-95 fuera de las horas de más tráfico para la construcción de la medianera, con el fin de acomodar la ampliación de la carrilera auxiliar hasta la Northwest 29 Street.

Para marzo o abril deben comenzar las obras de los cimientos del puente en la zona de la Northeast 12 Street entre Biscayne Boulevard y Northeast 2 Avenue. El tramo de la Northeast 12 Street entre el Boulevard y la Northeast 2 Avenue estará cerrado. El tráfico se desviará a la Northeast 13 Street, que se ampliará a tres carrileras entre el Boulevard y la Northeast 2 Avenue.

Al mismo tiempo, la ampliación de la 836 alrededor de la Northwest 17 Avenue comenzará en preparación para la construcción del tramo de dos niveles de la 836.

render-day-home[1].jpg
Representación del tramo de dos niveles de la 836 sobre el río Miami. FDOT

Visite www.I-395miami.com para conocer más información y para inscribirse para recibir alertas por correo electrónico.

El elemento que define el proyecto es el puente de suspensión de seis arcos y 1,025 pies de largo, iluminado con luces LED programables, que hace recordar una fuente.

La 395, de 1.4 millas de largo, se dividirá en dos vías elevadas, una hacia el este y otra hacia el oeste, las dos situadas ligeramente al norte de donde está ahora. Cuando el proyecto se termine, solamente tendrá una cuarta parte de las 440 columnas que tiene ahora. Las rampas de salida hacia el este en la NE 2 Avenue se mudarán hacia el oeste a North Miami Avenue y las rampas de salida hacia el oeste en la Northeast 1 Avenue se mudarán al oeste a North Miami Avenue.

El tramo de dos niveles de la 836 comenzará al oeste del río Miami cerca de los peajes con una elevación de 60 pies cuando se acerca a Overtown. El viaducto permitirá a los conductores evitar el distribuidor de vías de midtown y sus rampas, y continuará hacia el este en dirección a Watson Island y Miami Beach. La esperanza es que la 836 que ha existe a una altura menor permita a los conductores entrar y salir desde vías locales y la I-95 y reducir los “movimientos serpenteantes” de los conductores que tratan de entrar en las sendas necesarias. La rampa en dirección este de la 836 hacia la I-95 norte contará con una senda adicional para reducir la congestión.

Las mejoras a la I-95 incluyen reemplazar el pavimento. Se agregará una senda auxiliar en la I-95 norte desde Northwest 17 Street hasta Northwest 29 Street para recibir el tráfico adicional de la rampa hacia el este de la 836 y mejorar el flujo del tráfico en el distribuidor de vías.

signature bridge mcm (3).jpg
El FDOT no escogió el diseño del grupo MCM para un puente en la I-395 sobre Biscayne Boulevard, aunque era el favorito de un panel local. Miami Herald file

La envergadura del proyecto complicará la coordinación de los cierres de vías. Así que respire profundo y no deje de visitar I-395miami.com, pero no se deprima por no haberse dedicado al negocio de la construcción de carreteras.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios