Acceso Miami

Al fin un respiro, varios factores favorecen costo de la vivienda en sur de Florida

En Miami, la tercera ciudad del país con más problemas de vivienda asequible, cualquier indicador de que la brecha entre el ingreso y el costo de la vivienda se reduce siempre representa un rayo de esperanza.

Las casas en el sur de la Florida son ahora un poco más asequibles –énfasis en un poco– según los resultados del índice trimestral Beracha, Hardin and Johnson Housing Affordability Index, utilizado por la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Universidad Atlántica de Florida (FAU), en Boca Raton, para calcular el porcentaje de ingresos que se dedica a pagar por el techo.

El índice mide la asequibilidad de las propiedades residenciales en Miami-Dade, Broward y Palm Beach. Los resultados se basan en el costo promedio de la vivienda con relación al ingreso promedio del núcleo familiar, así como la cantidad promedio que dedican al pago de la hipoteca. Las cifras sobre el ingreso provienen de la Reserva Federal y las de las hipotecas, de Freddie Mac.

En el primer trimestre de este año, el pago promedio de la hipoteca en Miami-Dade representó un 29.4 por ciento con relación al ingreso promedio mensual en el condado, lo que indicó una disminución en el pago si se compara con el 31.6 que se dedicó a la vivienda en el trimestre anterior. Eso indica, por lo tanto, que aumentó el índice de asequibilidad.

El precio promedio que alcanzó la vivienda fue 6.07 veces el ingreso promedio anual del condado, también un descenso en cuanto al 6.23 del trimestre anterior.

“Estas cifras son una buena señal para la asequibilidad de la vivienda en Miami-Dade”, dijo Bill Hardin, profesor de la Hollo School of Real Estate y decano asociado de la escuela de Negocios de FIU. “Si bien actualmente estamos por encima de los puntajes de asequibilidad promedio a largo plazo, de 26.6 por ciento y 4.84, el cambio de dirección indica que la asequibilidad está moviéndose en la dirección correcta”.

En la zona metropolitana de Miami, el ingreso medio por núcleo familiar es de $49,930, y el costo medio de un condo es de $250,000, y el de una casa, $345,000.


El patrón también fue esperanzador en Broward, donde los residentes dedicaron 21.3 de sus ingresos mensuales al pago de la hipoteca, un descenso con relación al 23.2 previo. La proporción del precio de las propiedades con relación al ingreso anual bajó de 4.57 a 4.40.

En Palm Beach el costo de la vivienda con relación al ingreso bajó del 18.6 al 17.1 en este trimestre, y la relación precios de las casas-ingresos fue de 3.53 (la cifra anterior fue de 3.67).

Ken Johnson, decano asociado de FAU, señaló que, ante una menor presión sobre la demanda de viviendas, los precios deben bajar y aumentar la asequibilidad.

Los expertos concuerdan que el cambio en la tendencia hacia una mayor asequibilidad responde a una combinación de factores: la bajada de los intereses, el estado del mercado laboral y una ralentización en el aumento del valor de las propiedades.

En el condado Miami-Dade se deberían construir 130,000 unidades para suplir la demanda de vivienda asequible y en la ciudad de Miami unas 50,000 unidades, según la organización Miami Homes for All.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.
  Comentarios