Acceso Miami

Pasajeros de cruceros podrían usar trenes rápidos de Brightline con nueva estación en PortMiami

Un tren de Brightline podría estar llegando a PortMiami en 2020 en virtud de un acuerdo propuesto con el Condado Miami-Dade.
Un tren de Brightline podría estar llegando a PortMiami en 2020 en virtud de un acuerdo propuesto con el Condado Miami-Dade. Miami Herald File

El jueves, los planes para construir una nueva estación en PortMiami para los trenes de Brightline, que le prestaría servicio a pasajeros de cruceros avanzaron un poco más. Entretanto, el Condado Miami-Dade dio un paso de avance para aprobar levantar una estación que conectaría el muelle de cruceros con más tráfico de todo el mundo a una compañía ferroviaria que planea ampliar el trayecto hasta Orlando.

El comité de la Comisión de Puertos del Condado Miami-Dade endosó un primer borrador entre la compañía y Miami-Dade, que comprende $5.2 millones en fondos públicos para construir una estación de $15.4 millones. Brightline, la compañía ferroviaria que planea bautizar sus trenes con la marca Virgin el año próximo, se encargaría de edificar la estación, y de hacerla accesible a los pasajeros de todas las líneas de cruceros. Virgin, una compañía separada, propiedad de Richard Branson, tiene planeado que su primer barco crucero llegue a PortMiami en abril.

Los trenes se desplazarían unas dos millas en las actuales líneas férreas para trenes de carga hasta la estación MiamiCentral de Brightline, ubicada en el downtown de Miami, donde los pasajeros entonces abordarían los trenes expresos de la compañía hasta West Palm Beach. La compañía, subsidiaria del conglomerado Fortress Investment Group, tiene pensado ampliar la conexión hasta Orlando. Se trata de una ruta que PortMiami contempla como una nueva vía para los pasajeros de cruceros del mercado del sur de la Florida.

“Los pasajeros entregarían su equipaje en la estación Fort Lauderdale, en la estación de West Palm Beach o en la estación de Orlando, y no lo volverían a ver hasta que lleguen a su destino”, dijo Juan Kuryla, director de puertos del Condado.


Aunque Miami-Dade aportaría dinero para ayudar a construir la estación de 20,500 pies cuadrados, el borrador del acuerdo prevé que Brightline generaría millones en alquiler y costos al puerto, que cobraría $2 por cada pasajero que llegue a la nueva estación. Por su parte, Brightline accedió a igualar la diferencia si dichos pagos no totalizan $7 millones después de cinco años. Según un memorando del Condado, el puerto podría recaudar $49 millones de los alquileres y los precios, cobrando $5.75 para empezar.

El acuerdo autoriza al alcalde del condado, Carlos Giménez, a discutir un negocio final con Virgin Trains USA, la nueva entidad de Fortress. Dicho contrato tendría que ser sometido a una última votación por la comisión.

Sería la tercera infusión de dinero del Condado para construir una estación de Brightline. En el 2015, Miami-Dade, Miami y Tri-Rail accedieron pagar unos $69 millones para construir una plataforma para Tri-Rail en la estación Miami Central de Brightline, en el downtown de Miami. Todavía Brightline no ha concluido las exigencias federales de seguridad para permitir que los trenes de Tri-Rail comiencen a usar dicho servicio.


El pasado 11 de octubre, los comisionados de Miami-Dade celebraron una reunión de emergencia para aprobar la entrega de $76 millones en fondos de tránsito para construir una nueva estación de Brightline que se conectaría con el Aventura Mall. La compañía aceptó cobrarle a los pasajeros de Aventura un 65 por ciento del precio de Fort Lauderdale, lo que hace que un boleto de ida cueste menos de $10.

Hasta el momento, no se ha discutido ningún precio para los viajes a PortMiami. José González, alto ejecutivo de Florida East Coast Industries, subsidiaria de Fortress, dijo que la compañía espera inaugurar la estación del puerto para finales del 2020. El plan inicial contempla dos trenes al día, lo que quiere decir que habría cuatro cruces por el downtown de Miami.

“Para el downtown no sería una gran demora”, dijo González. “Nuestros trenes tardan menos de 60 segundos cruzar. No son trenes de carga”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios