Asuntos Legales

Critican que videos reemplacen a intérpretes en audiencias de inmigración

EFE

El Gobierno del presidente Donald Trump comenzó a reemplazar a los intérpretes en las audiencias iniciales de los inmigrantes por videos informativos en su idioma, lo que afecta el derecho al debido proceso y crea confusión entre estos indocumentados, según expertos.

La Administración anunció el pasado 20 de junio a los jueces que, en la primera audiencia de cada inmigrante, sustituirá a los intérpretes por un video en el idioma de la persona que comparece.

En el video se informa al inmigrante sobre sus derechos y el procedimiento al que se enfrenta.

La regla se aplicará en cortes de California, Florida y Nueva York, donde los tribunales experimentan una gran acumulación de casos.

Según medios locales, el video comenzó a usarse en las audiencias la semana pasada en San Francisco, California, y los primeros en protestar por esta nueva regla fueron los propios jueces de los mencionados tribunales.

Ashley Tabaddor, presidenta de la Asociación Nacional de Jueces Migratorios (NAIJ, por sus sigla en inglés), dijo a Efe que la medida, de uso obligatorio, “es bastante problemática, ya que interfiere directamente con la discreción del juez sobre cómo llevar a cabo los procedimientos”.

Tabaddor asegura que si bien contar con un video pregrabado puede ser de ayuda al juez, no es un sustituto adecuado del mismo juez que “necesita interactuar con el inmigrante que se enfrenta por primera vez al complejo sistema de inmigración”.

“La presencia de un intérprete es fundamental para que el juez pueda desempeñar sus funciones y responsabilidades bajo la ley, que incluye la capacidad del procesado de hacer preguntas”, aseguró Tabaddor en una misiva enviada al Departamento de Justicia, en la que pidió no implementar la regla antes de discutir sus consecuencias.

“Hay una clara diferencia entre un intérprete en persona y uno no programado, tanto para calidad como para los requisitos de tiempo en procesar un caso”, subrayó la jueza, que presta sus servicios en Los Ángeles.

Por su parte, los abogados especializados en temas de inmigración también respondieron con una ola de críticas.

“Esta nueva política para reemplazar a los intérpretes en persona con un video en las primeras audiencias pone en peligro los derechos de debido proceso que se otorgan a todos los que se presentan en la corte de inmigración”, advirtió Laura Lynch, consejera de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

Lynch asegura que los videos proporcionan una cantidad abrumadora de información que nadie puede digerir fácilmente en un momento.

El abogado Alex Gálvez cree que “esto seguramente va a causar que muchos inmigrantes decidan no volver a presentarse en corte, incluso con un abogado que habla el idioma del inmigrante”.

Especializado en inmigración, Gálvez asegura que “los inmigrantes se sienten confundidos y están haciendo preguntas después de salir de corte. Esta es otra idea para impedir que la gente pida asilo”, acotó.

Según datos de AILA, más del 90 % de encuestados en tribunales de inmigración requieren de un intérprete para comprender completamente y participar de manera justa en procedimientos de deportación.

En la primera audiencia que enfrenta un inmigrante, se le comunica el proceso que enfrenta, y se programa la próxima audiencia, en la que tendrá que exponer su caso.

También se le explican los derechos y responsabilidades que tiene, así como se le da la oportunidad de conseguir un abogado, si en ese momento no lo posee.

Desde el comienzo de la actual Administración, el Departamento de Justicia ha buscado desatascar los casos en las cortes, que ya suman 975,298, según el centro independiente Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC).

En este sentido,la presidenta de NAIJ asegura que es razonable suponer que cuando los jueces estén privados de la capacidad de comunicarse con los inmigrantes (por no tener intérpretes) necesitarán dedicar más tiempo y esfuerzo.

Esto para asegurar que los derechos y responsabilidades sean entendidos y que el caso puede avanzar de manera consistente con el debido proceso, según la jueza.

Tabaddor alertó que los videos también serán presentados a los inmigrantes que se encuentran en detención.

“El impacto de esta nueva política será más difícil para las personas más vulnerables y aisladas: inmigrantes detenidos, a menudo incluidos aquellos que buscan protección contra la persecución en sus países de origen”, vaticinó por parte Lynch.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios