Comunidades

Así lucirá el nuevo CocoWalk

Boceto de la plaza al aire libre del nuevo CocoWalk en Coconut Grove. La instalación será completamente renovada.
Boceto de la plaza al aire libre del nuevo CocoWalk en Coconut Grove. La instalación será completamente renovada. Cortesía de CocoWalk

La arquitectura de imitación española desaparece, lo mismo que la chillona entrada con su fuente en Grand Avenue. Diga adiós a esa espantosa rotonda con toldos verdes donde quizás un día se haya tomado un daiquirí en Fat Tuesday.

En su lugar, el nuevo CocoWalk tendrá una amplia terraza al aire libre, canteros, una minicascada, árboles y un diseño moderno y discreto cuya intención es armonizar con el barrio circundante de Coconut Grove.


Los nuevos bocetos de la remodelación de CocoWalk revelan un lugar más práctico y con más vegetación que prácticamente se expande a las calles que rodean 3015 Grand Ave. Las renovaciones y anexos al espacio existente para tiendas comenzarán este verano bajo la supervisión de Beame Architectural Partnership y Foreseer, la firma que trabajó en el diseño del downtown de Doral.

La estructura del edificio existente permanecerá intacta. Entre los mayores cambios estará la adición de nuevas entradas desde el estacionamiento contiguo, una nueva fachada y mejoras cosméticas radicales. La renovación se completará para mediados del 2018.


CocoWalk se vendió en el 2015 por $87.5 millones a un trío de firmas: Federal Realty Investment Trust, con sede en Rockville, Maryland, que tiene una participación mayoritaria en la propiedad; la urbanizadora Grass River Property, de Coconut Grove, y The Comras Company of Florida, especializada en urbanizaciones para comercios minoristas.

Michael Comras, quien estará a cargo de curar la mezcla de restaurantes, tiendas y boutiques que ocupará los espacios rediseñados, dijo que el nuevo CocoWalk se propone prestar servicio a las personas que ya viven y trabajan en Coconut Grove, en lugar de emular el viejo modelo de los centros comerciales multipropósito.


“Cuando CocoWalk se construyó a principios de los años 1990, era un proyecto evolucionario que combinaba las tiendas y el entretenimiento: ellos acuñaron el término eatertainment“, dijo Comras. “Hace 20 años, el Grove era el lugar adonde todo el mundo iba a divertirse por la noche. Luego South Beach se puso tan de moda que se llevó toda la vida del Grove y ya nadie iba allí.

“En la actualidad las cosas son diferentes. Ahora tenemos una verdadera densidad en Miami. Tenemos todos estos barrios distintos —Wynwood, Brickell, Edgewater— y esa densidad provoca la localización. La gente quiere lugares donde puedan vivir y divertirse. Quieren negocios con énfasis en los servicios que les simplifiquen la vida vidas. Eso es lo que vamos a darles en CocoWalk”.

Comras dijo que espera que CocoWalk atraiga boutiques de lujo y negocios con énfasis en los servicios, como restaurantes, salones de belleza, spas y mercados gourmet. Algunos inquilinos actuales —como Youfit Health Club, un gimnasio que está abierto las 24 horas, y The Gap, a la que todavía le quedan varios años en el contrato de arrendamiento de su tienda de 20,000 pies cuadrados— no se van a mudar. El popular cine Cinepolis será objeto de nuevas renovaciones.


Otros inquilinos, como es el caso de The Cheesecake Factory, se van. El restaurante cerrará permanentemente sus puertas a fines de mayo.

La parte destinada a las tiendas de CocoWalk estará ubicada en el lado oeste de la propiedad y ofrecerá 150,000 pies cuadrados de espacio para alquilar. Los restaurantes serán una mezcla de ofertas rápidas e informales, y otros más formales que servirán desayuno, almuerzo y comida.

El lado este de la propiedad albergará un edificio de oficinas de cinco pisos, OneCocoWalk, con 78,000 pies cuadrados de espacio para oficinas de clase A.

Algunos observadores consideran que las nuevas oficinas brindarán estabilidad y seguridad financiera al centro comercial, que en su momento albergó a inquilinos muy populares, como una librería B. Dalton Booksellers, un multicine AMC y Café Tu Tu Tango, un restaurante de tapas que servía además de taller de artistas.

Pero la popularidad del centro comercial se ha desvanecido con los años, y en estos momentos está desocupado en un 20 por ciento.


“La nueva tendencia inmobiliaria son los espacios para oficinas”, dijo Javier González, vicepresidente del Concejo de Coconut Grove, cuerpo electo que asesora a la ciudad. “Las oficinas son el futuro. No hay nada más. Cualquiera que esté considerando construir espacios para tiendas está muy atrasado. Cada vez que veo estos edificios que añaden espacio para tiendas en la planta baja me parece que están apoyando una tendencia moribunda”.

  Comentarios