Comunidades

‘Peligro absoluto’: piden que alumbren rompeolas tras accidente mortal en Miami Beach

Miami-Dade Fire Rescue respondió a una llamada de un buque en problemas cerca de Government Cut

Miami-Dade Fire Rescue recibió una llamada de un barco con problemas que posiblemente había golpeado el muelle cerca de Government Cut en abril 20, 2019.
Up Next
Miami-Dade Fire Rescue recibió una llamada de un barco con problemas que posiblemente había golpeado el muelle cerca de Government Cut en abril 20, 2019.

Las aguas que rodean Miami Beach están llenas de obstáculos: motocicletas acuáticas que navegan a toda velocidad, niños que flotan en balsas inflables y pasajeros en embarcaciones que llevan la música altísima.

Pero las personas y las embarcaciones no son los únicos peligros potenciales. En el extremo de South Beach, una estrecha hilera de rocas se levanta a unos 1,000 pies en el canal Government cerca de PortMiami. Durante el día, cuando la marea está alta, el rompeolas más al norte se sumerge y se convierte en apenas una sombra entre las aguas de color turquesa. De noche, es todavía más difícil ver las rocas.

Tras un accidente de bote en el rompeolas del norte donde perecieron tres personas el pasado fin de semana, funcionarios de Miami Beach de nuevo están insistiendo en que se deben aumentar las medidas de seguridad para evitar que se produzcan tragedias similares en un futuro. Los funcionarios también estudian otros problemas de seguridad marítima, entre ellos las embarcaciones que se desplazan a exceso de velocidad alrededor de Monument Island cerca del viaducto Venetian.

La oficina del alcalde de Miami Beach está buscando nuevas restricciones cerca de Monument Island, que es un área designada para deportes acuáticos donde tanto los botes como las motocicletas pueden alcanzar a una velocidad de 35 mph, el límite legal. Según la policía, con frecuencia muchos botes y motocicletas van a velocidades vertiginosas y provocan accidentes fatales o con graves lesiones. Los residentes también se quejan de que las embarcaciones y las motocicletas chocan contra sus muelles.

El miércoles, la Comisión de Miami Beach aprobó una resolución que le pide al Servicio Guardacostas estudiar cómo se podrían hacer más visibles los rompeolas. Además del rompeolas del norte, otro rompeolas cerca de Fisher Island se encuentra al sur de Government Cut. La oficina del alcalde también le pidió a la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) que convierta el área en torno a Monument Island en una zona de baja velocidad.

110MarineSafe25NEWPPP
Vista de la roca norte frente a Government Cut durante la marea alta. Un accidente de bote mortal en el muelle ha causado que la comunidad pida más medidas de seguridad. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

Después que el lanzador estrella de los Marlins José Fernández estrelló el yate que manejaba al rompeolas del norte en el 2016, el administrador de la ciudad Jimmy Morales envió una carta al Servicio Guardacostas, que tiene la autoridad sobre las boyas en los canales, donde le pedía una revisión de seguridad del área cercana a los rompeolas. La Comisión de Miami-Dade también pidió un incremento de las medidas de seguridad y la Patrulla Marítima del condado recomendó que se instalen luces en el rompeolas.

El Servicio Guardacostas evaluó las ayudas de navegación existentes en el canal, que incluyen boyas iluminadas codificadas por colores y marcadores iluminados, y determinó que agregar luces en las rocas no haría que el área fuera más segura y que más bien podría confundir a los navegantes.

Los funcionarios locales, que no tienen autoridad sobre las rocas, una vez más se apoyan en el Servicio Guardacostas para estudiar el área.

“Entiendo que tienen un sistema de estudio que les dice si algo es peligroso”, dijo el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, en la reunión de la Comisión del miércoles, “pero creo que cuando hay seis personas que han muerto, seis personas sin vida ... deberían reevaluar el sistema que están usando o simplemente decidir que los accidentes son suficiente indicación que deben hacer algo para hacer el área más segura”.

De igual modo, Carlos Giménez, alcalde del Condado Miami-Dade, le pidió a las agencias federales que hicieran más.

“Algo tiene que hacerse allí”, dijo esta semana en una conferencia de prensa. “Ya han ocurrido demasiadas tragedias”.

Giménez, que durante muchos años ha sido propietario de un bote, dijo que es muy fácil no ver a los rompeolas.

“Yo he estado allí en horas de la noche, y simplemente no se ven”, dijo.

En el accidente del sábado pasado perdieron la vida Christopher y Elisaine Colgan, de Lighthouse Point, y Jennifer Munoz Cadavid, de Fort Lauderdale. Un cuarto pasajero, Troy Forte, de Juno Beach, resultó gravemente herido cuando el bote chocó contra el rompeolas del norte, el mismo lugar donde José Fernández y dos amigos, Emilio Macías y Eduardo Rivero, murieron en septiembre de 2016.

La suboficial mayor Crystalynn Kneen, portavoz del Servicio Guardacostas, dijo que la investigación de la FWC sobre las causas del accidente más reciente “ayudará al Servicio Guardacostas a determinar” si necesita realizar otro análisis. Dijo que la próxima evaluación programada está prevista para el 2022.

El informe del 2017 del Servicio Guardacostas incluyó datos estatales que muestran que se produjeron 107 accidentes de navegación en el área cerca de Government Cut desde 1998, sin incluir el choque de Fernández, y que nueve involucraron a una embarcación que golpeaba rocas submarinas. Los accidentes no dejaron muertos, pero resultaron en cinco heridos. Los investigadores estatales dijeron que no creían que las ayudas de navegación fueran un factor en ninguno de los choques.

Algunos capitanes veteranos y defensores de la seguridad marina están de acuerdo en que los faros existentes, que marcan el canal y que se construyeron a principios del siglo XX para proteger la entrada al puerto, son suficientes para evitar que los botes choquen.

105MarineSafe25NEWPPP
Una señal de límite de velocidad que marca el área de deportes acuáticos alrededor de Monument Island. El alcalde Dan Gelber quiere que el área sea una zona de baja velocidad. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

Otros creen que las rocas representan un peligro para los navegantes. Jonathan Nitkin, un capitán veterano de Biscayne Bay Pilots que dirige los barcos dentro y fuera de PortMiami, dijo que cree que la roca del norte no iluminada representa “un riesgo mayor y absoluto” para los navegantes por la noche, independientemente de experiencia o si han estado bebiendo.

Cuando el Servicio Guardacostas estudió del área después del accidente de Fernández, la agencia recibió sugerencias de navegantes y de agencias encargadas en aplicar la ley marítima. Nitkin, que en aquel entonces era el presidente de Biscayne Bay Pilots, instó al Servicio Guardacostas y al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, que mantiene el embarcadero, a instalar luces en el área. Dijo que estaba “triste” que no lo hicieron.

“Podríamos mantener [solo las] boyas de navegación para personas que son marineros entrenados o podríamos hacer que sea seguro para todo el público en general que no sabe nada y eso es lo que debemos hacer”, dijo Nitkin, quien ha trabajado como piloto de puerto durante 30 años. “Tenemos que encontrar una mejor solución, una solución más segura para las masas que están navegando por ahí”.

‘Distrito de entretenimiento en el agua’

La roca del norte no es el único desafío frente a la costa de Miami Beach.

Los funcionarios de la ciudad también analizan los problemas de seguridad en el agua alrededor de Monument Island, conocida como Flagler Memorial Island, un área popular para botes de turismo, navegantes recreativos y motocicletas acuáticas.

El jueves por la tarde, los esquiadores pasaron a toda velocidad junto a un grupo de bañistas que flotaban en una balsa amarilla y niños que se bronceaban en un inflable en forma de flamenco. Un barco turístico de brillantes colores pasó con la música a todo volumen mientras los pasajeros bebían y bailaban a bordo. En la isla, un bote de basura rebosaba de botellas y vasos rojos.

“Esto se ha convertido en un área de fiesta y estos barcos lo hacen las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, dijo Michele Burger, jefa de personal de Gelber, que había salido a inspeccionar el área con la Patrulla Marina de la Policía. “Esto se ha convertido en una escena de bares, un distrito de entretenimiento en el agua”, agregó.

Ian Robinson, un capitán de la Policía de Miami Beach que supervisa a la Patrulla Marina, dijo que el exceso de velocidad también es un problema. “Tenemos muchos jet skis o WaveRunners, motos acuáticas ... conduciendo imprudentemente por ahí, poniendo en peligro la seguridad de otros”, dijo.

115MarineSafe25NEWPPP
Los navegantes disfrutan del clima soleado cerca de Monument Island. La policía dice que el exceso de velocidad es un problema en el área. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

Los residentes de las islas Venetian más cercanas, Di Lido y Rivo Alto, se quejan de que pueden escuchar la música en sus hogares y que los conductores de motocicletas aquáticas chocan contra sus muelles.

“Desde el viernes a las 5 en punto hasta el domingo a las 11:30 de la noche, ni siquiera puedes estar en tu patio trasero”, dijo Darren Zakreski, un residente de Rivo Alto cuyo patio está frente la Isla Monument. “Hay personas que atracan allí toda la noche con música a todo volumen y, por supuesto, la música viaja a través del agua.

“Todos se merecen pasar un buen rato, pero esto ha ido más allá de eso”, agregó Zakreski.

Douglas Hanks del Miami Herald contribuyó a este reportaje.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios