Comunidades

Su madre trajo escondidas de Cuba recetas milenarias. Ahora usted puede saborearlas

Genie Milgrom en su casa en Pinecrest, envuelta en los documentos del árbol genealógico familiar. Pudo rastrear su ascendencia judía (en un pueblo fronterizo entre España y Portugal) hasta 1405.
Genie Milgrom en su casa en Pinecrest, envuelta en los documentos del árbol genealógico familiar. Pudo rastrear su ascendencia judía (en un pueblo fronterizo entre España y Portugal) hasta 1405. MIAMI HERALD

Las investigaciones genealógicas han permitido a Genie Milgrom documentar su linaje materno continuo, remontándose a 1405 en España y Portugal antes de la Inquisición. Lo logró valiéndose de archivos históricos, pero nunca obtuvo pruebas de sus orígenes criptojudíos a través de su familia cubana de fe católica.

Su madre le reiteraba que la familia no poseía nada de valor genealógico que hubiese pasado de generación en generación. Pero cuando la vejez impidió a su madre continuar viviendo autónomamente en su casa de Coral Gables, en medio de un triste embalaje de pertenencias emergió súbitamente un tesoro ancestral en una de las gavetas de la cocina.

“Encontré muchos libros viejos llenos de recetas que contenían páginas escritas a mano y pedazos de papel con letra muy chiquita y pequeñas notas escritas con lápiz”, rememora Milgrom, investigadora nacida católica y convertida al judaísmo ortodoxo antes de descubrir sus propias raíces hebreas.

DSC_0012.jpg
Algunas de las recetas de las abuelas que halló Genie Milgrom ocultas dentro de libros viejos. Cortesía Genie Milgrom

Así encontró las recetas de sus abuelas que su madre había traído ocultas de Cuba en 1960, sin decirle a nadie, y empacadas sigilosamente cada vez que se mudaban de casa en Estados Unidos.


Fue así como surgió Las Recetas de mis 15 Abuelas, un compendio de las recetas que cumplen con los preceptos alimenticios del judaísmo (Kashurt), o que la escritora ha podido modificar, ya que su familia practicó el catolicismo durante más de medio milenio.

“Transcribí las recetas e hice que mujeres de todo el mundo las cocinaran y las actualizaran. Elegí a las mujeres que son mis amigas askenazíes [de origen europeo central y oriental] así como a mujeres que tienen mis mismas raíces, al igual que colegas y académicos”, relata Milgrom, geanologista de 64 años nacida en La Habana.

Las Recetas de mis 15 Abuelas se presentará este jueves a las 7 p.m. en el Centro Cultural Español de Miami. La entrada es gratuita y estará acompañada por una degustación de postres, cuyas recetas están en el libro.

“El libro habla sobre la historia de las recetas y lo que llevó a elegir al cocinero [de la receta] en particular”, añade la autora de otros dos de sus títulos conocidos: Mis 15 Abuelas y Cómo Encontré a Mis 15 Abuelas .

La familia de Milgrom fue judía hasta finales de los 1400, cuando se vio obligada a adoptar el catolicismo tras la Inquisición española. No obstante, aunque se declaraban públicamente de otra fe, practicaban tradiciones judías.


Esas costumbres se fueron transmitiendo de una abuela a la otra como “tradiciones familiares”, entre estas, examinar cuidadosamente los huevos para asegurar de que están libres de puntos de sangre.

“Algo interesante es que en ningún momento, en todos los cientos de recetas, nunca encontré ninguna que mezclara leche y carne”, relata Milgrom, en referencia a uno de los preceptos básicos del kashrut, que prohíbe la ingesta de carnes y lácteos, y establece un periodo de espera entre ellos para comerlos.

Como muchas otras familias criptojudías a lo largo de la historia, las abuelas de Milgrom pretendían ser católicas y hacían trucos con las recetas para ocultar que, en realidad, sí se adherían a las leyes alimenticias judías.

“Tengo una gran caja llena de notas, papeles y cuadernos y es increíble que cuando empacaban sus pertenencias y mudaban sus familias a nuevas villas y a través del océano, estas recetas viajaron con ellas como sus más preciadas posesiones”, escribe la autora en el prólogo. “He traído a la luz de nuevo a las abuelas y orgullosamente proclamo que eran judías”.

Recetas favoritas de Genie

Chuletas (Tía Paulita)

Chuletas_B copy.jpg
Dulce de pan disfrazado de chuletas. Cortesía Genie Milgrom

Ingredientes:

Dos barras de pan grueso de corteza crujiente, estilo campesino, pero que no sea pan fermentado (sour dough), pues el sabor se impondría en la receta (reserve parte de la corteza de pan).

Leche

Azúcar

4 huevos

Harina

Aceite de oliva para freír

Mermelada de tomate

Varias tiras de pimiento (ají) rojo dulce

Instrucciones:

Humedece dos hogazas de pan campesino denso (reserva parte de la corteza) en una mezcla de leche y azúcar, hasta que puedas formar una pasta gruesa con tus manos. Añade 4 huevos y mezcla bien. Añade un poquito de harina hasta que la mezcla te resulte manejable con las manos. Moldea la mezcla para darle forma de una chuleta de cerdo y fríe en aceite de oliva hasta que esté dorada, dando vuelta una sola vez por cada lado. Corta la corteza en pequeños palitos y fríelos hasta que estén dorados. Pincha la fritura con los palitos de corteza para simular el hueso de la chuleta. Coloca en una cacerola, cubre con mermelada de tomate y decora con las tiritas de pimiento dulce.

Bollo Maimón

Bollo_M.jpg

Ingredientes:

1 taza de azúcar granulada

10 huevos medianos

1 taza de maicena o harina de papa

2 cucharaditas de polvo de hornear

Instrucciones:

Separa los huevos y bate las claras hasta que formen picos. Mezcla muy bien todos los otros ingredientes incluyendo las yemas de huevo. Agrega las claras con movimiento envolvente y coloca todo en un molde de chimenea (de acuerdo con las abuelas, era preferible usar un molde de cobre, pero Laura usó uno de teflón y funcionó bien) y colócalo al horno a 350 grados por 30 – 40 minutos, hasta que un cuchillo salga limpio. Espolvorea con azúcar refinada por encima.

Cake de frutas

Ingredientes:

½ taza de margarina

1 taza de azúcar moreno

3 huevos grandes separados

¼ taza de miel oscura

2 tazas de harina

2 cucharaditas de canela

2 cucharaditas de All Spice (una mezcla de todas las especias aromáticas). Si no la encuentras, usa ½ cucharadita más de nuez moscada y canela).

½ cucharadita de nuez moscada

½ cucharadita de clavo de olor en polvo

1 taza de pasas oscuras

¼ taza de jugo de uvas

½ cucharadita de polvo de hornear

1 cucharada de agua caliente

1½ libras de fruta seca picada en trocitos pequeños: albaricoques, higos, cerezas, dátiles y otras frutas secas.

Instrucciones:

Mezcla la harina, All Spice, canela, nuez moscada y clavos de olor y ciérnelo tres veces. Bate el azúcar y la mantequilla hasta que te asegures que está muy cremosa. Bate las yemas con la miel. Agrega esto a la mantequilla. Aparte, bate las claras. Mezcla las claras con las yemas y la mantequilla con el azúcar. Añade 1¾ taza de harina lentamente, hasta que todo esté bien mezclado. Revuelve las frutas en la harina restante (¼ de taza) y agrega a la mezcla. Añade el jugo de uvas. Disuelve el polvo de hornear en el agua caliente y añade a la preparación. Engrasa un molde de vidrio grande de 9 x 11 pulgadas y cubre el fondo con papel engrasado. Vacíalo en el molde y hornea a 300 grados por 1¼ horas. Vigila regularmente. Baña la miel oscura sobre el cake y añade un toque de licor si lo deseas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

Daniel Shoer Roth es un galardonado autor, biógrafo y periodista con 20 años en la plantilla de el Nuevo Herald, donde se ha desempeñado como reportero, columnista de noticias y actual productor de crecimiento digital. También es coordinador de AccesoMiami.com, una guía sobre todo lo que necesitas saber sobre Miami, asuntos legales e inmigración.
  Comentarios