Comunidades

El ascenso de Wynwood ha sido supersónico. Ahora viene la parte difícil

Si durante 2019 un turista ha visitado Miami, hay muchas chances de que haya deambulado por las calles de Wynwood en algún momento de su estadía.

Este barrio conocido por sus expresiones artísticas —que hace solo una década era prácticamente desconocido y gozaba de una reputación dudosa— ahora forma parte de los lugares locales más emblemáticos y de visita obligatoria para aquellos que pasan por el sur de la Florida.

Wynwood está incluido de manera prominente en las guías turísticas de Miami y es la atracción principal de la ciudad en TripAdvisor, el popular sitio de viajes. La naturaleza fotogénica del barrio también lo ha convertido, previsiblemente, en un tema favorito en las redes sociales.

El tráfico peatonal es un indicio claro de la popularidad de Wynwood. En 2009, año en que se inauguró Wynwood Walls, se registraron 10,000 visitas. En la actualidad, más de 300,000 personas acuden cada mes a admirar los famosos murales.

Wynwood Art Walk -.jpg
Edición de la noche de verano de Wynwood Art Walk Block Party. el Nuevo Herald

“Tenemos más de tres millones de visitantes por año”, comentó Troy Kelley, gerente de proyectos en Goldman Properties, la compañía principalmente responsable del surgimiento de Wynwood. “Y creo que Wynwood Walls es uno de los lugares más ‘instagrameados’ del país”.

La transformación de Wynwood —que en sus orígenes fue un barrio de gente trabajadora— en una atracción turística internacional es absolutamente notable.

Entre el final de la II Guerra Mundial y entrada la década de 1970, vivió en Wynwood una importante comunidad puertorriqueña cuya principal actividad económica era la industria de la indumentaria, ubicada en los grandes almacenes al sur de la calle 29.

Este “pequeño San Juan” cayó en desgracia cuando, en los años 1980, la industria textil se trasladó al extranjero. Como consecuencia, la criminalidad, el tráfico de drogas y las pandillas asolaron la vecindad. Aun así no todo fue negativo ya que en esa misma década aparecieron los primeros graffitis en las paredes de los depósitos abandonados.

Esto llamó la atención de Goldman Properties, una firma dedicada al desarrollo inmobiliario con experiencia previa en la rehabilitación urbana a través del arte, cuyos proyectos pasados incluyen Soho durante los años 70, el distrito Art Deco en Miami Beach en los 80 y Center City en Filadelfia en los 90.

En el año 2009, Goldman Properties inauguró Wynwood Walls. Aprovechando los bajos precios del mercado, la empresa se hizo también con muchas propiedades aledañas y actualmente controla alrededor de un 25 por ciento de todo el barrio.

Es casi imposible disociar el éxito de Wynwood a la dominación de Instagram sobre las redes sociales. Después de todo, como lo refirió Kelley, la popularidad de Wynwood Walls en la aplicación fotográfica, que fue lanzada el año posterior a la apertura del lugar, significa que Goldman Properties no necesita invertir ni un centavo en publicidad. Los visitantes se ocupan de ello.

Pero hay que reconocer que la notoriedad de Wynwood se debe también a que ha contribuido con algo que escaseaba en la oferta turística de Miami: una experiencia cultural y urbana que se pueda recorrer a pie.

“Creo que durante mucho tiempo, como a principios y mediados del siglo 20, Miami fue un destino turístico debido a las playas, y luego, por supuesto, a la arquitectura Art Deco que fue restaurada”, dijo Robin Bachin, directora de la Oficina de Participación Cívica y Comunitaria (CCE) de la Universidad de Miami, e historiadora interesada en el turismo. “Pero Wynwood realmente ayudó a expandir la brand de Miami como destino turístico. Gracias a su arte y murales de graffiti, Wynwood trajo una experiencia cultural urbana nueva. Creo que cualquier turista que esté interesado en el turismo urbano hoy en día quiere experimentar diferentes cosas, y busca actividades únicas que realmente representan la ciudad donde estén. Y Wynwood ayuda con eso, ¿verdad? Cuando estás en Wynwood definitivamente sabes que estás en Miami”.

¿Quién es particularmente vulnerable a los encantos de Wynwood? Bachin tiene una respuesta.

“Definitivamente son muchos los millenials los que han liderado esa tendencia de regresar a la ciudad. Mientras durante los últimos 50 años vimos una migración de la ciudad a los suburbios, ahora hay una migración inversa de personas más jóvenes que buscan una experiencia urbana. Quieren estar cerca de la cultura, los restaurantes y la vida nocturna. Pero también hay muchos turistas internacionales atraídos por Wynwood. Así que creo que es una combinación de una generación más joven y turistas internacionales que anhelan tener una auténtica experiencia urbana. Y Wynwood cumple con eso”.

Como bien saben los visitantes que regresan a menudo, la propuesta artística de Wynwood —que sigue siendo el corazón del atractivo turístico del vecindario— varía con frecuencia. En Wynwood Walls, un promedio de 10 paredes son cambiadas cada año durante Art Basel. Los artistas vienen de todas partes del mundo y tienen todo tipo de estilos diferentes. Algunos no dudan en dejar entrever en su arte mensajes políticos; en este momento, por ejemplo, hay un mural de Tristan Eaton inspirado en el movimiento #MeToo.

Por supuesto, lo que la mayoría de los visitantes de Wynwood se llevan con ellos son fotos y contenido para sus cuentas de redes sociales (algunos murales, como el caleidoscópico ‘Hello Beautiful’ de Queen Andrea, son tan populares que los que quieren sacarse selfies tienen que esperar en fila). Pero para aquellos dispuestos a gastar un poco o mucho dinero, los souvenirs más tangibles también son una opción.

wynwood
Los visitantes obtienen fotos de los coloridos murales en Wynwood Walls. PATRICK FARRELL Miami Herald

Dentro de Wynwood Walls, por ejemplo, están ubicadas dos galerías de arte: la Peter Tunney Experience y la GGA Gallery, donde hay obras de arte originales de todos los artistas que han en algún momento pintado un mural en los Walls (y donde los precios pueden alcanzar los cientos de miles de dólares). También hay productos más accesibles —diseñados por los mismo artistas— en el Wynwood Walls Shop, una tienda de regalos más tradicional. Entre los artículos más vendidos hay botellas de agua, colecciones de postales, colecciones de imanes y camisas.

01WYNWOODWALLS_CPJ
El artista Ron English, de Nueva York, es uno de los muchos artistas comisionados por Wynwood Walls. En esta foto del 29 de noviembre de 2018, trabaja en su pared, que presenta al personaje “Temper Tot”. Carl Juste Miami Herald

¿Puede Wynwood mantener su exito?

Con el rápido crecimiento de Wynwood han surgido preocupaciones sobre la gentrificación y discusiones sobre la posibilidad de que el vecindario termine siendo víctima de su propio éxito. Después de todo, muchos artistas locales ya han tenido que mudarse debido al aumento de los alquileres. Además, otro factor detrás del atractivo de la zona para los turistas y visitantes, su colección ecléctica de cafés, restaurantes y bares independientes, también podría verse amenazada.

“Con la popularidad vienen muchas cosas, ¿sabes a qué me refiero? Desde que abrimos [en 2015], el alquiler ha ido aumentando”, dice Jonathan Wakefield, propietario de J. Wakefield Brewery, una cervecería artesanal en Wynwood. “Realmente espero que se estabilice. O sea, no creo que puedas subir mucho más. No quiero que [Wynwood] sea inundado por franquicias, Starbucks, McDonald’s. Pero las cadenas van a terminar viniendo acá porque serán las únicas que podrán permitírselo. [...] No podemos expulsar a las personas que han hecho este lugar lo que es fuera del vecindario”.

Según Bachin, será en el mejor interés de Wynwood en el futuro encontrar formas de seguir dando la bienvenida a las comunidades creativas que hicieron que el vecindario se destaque entre los turistas en primer lugar.

“Asegurarse de que un distrito vibrante como [Wynwood] pueda continuar prosperando y atrayendo a personas creativas que tengan la oportunidad de expresarse es realmente importante”, dijo.

Kaitlyn Woods es gerente de Salty Donut, una confitería boutique en Wynwood. Agradece al barrio por haber sido un terreno fértil para negocios creativos como el suyo. Y ella es optimista de cara al futuro.

“Wynwood ha sido capaz de proporcionarle un espacio realmente genial para las personas creativas en Miami. Si quieres vender donuts puedes hacerlo, si quieres tener una galería de arte genial puedes hacerlo. Con todas estas ideas increíbles, no creo que haya ningún otro barrio en Miami que hubiera permitido a las personas del lado creativo, del lado del arte, probar cosas nuevas”, dijo. “En su esencia, Wynwood se trata de creatividad. Eso hace que la gente quiera venir de visita. Para mi, el barrio siempre tendrá eso. Las personas que están acá y que lo han visto crecer van a asegurarse de que siga así”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

Lautaro Grinspan is a bilingual reporter at the Miami Herald and el Nuevo Herald. He is also a Report for America corps member. Lautaro Grinspan es un periodista bilingüe de el Nuevo Herald y del Miami Herald, así como miembro de Report for America.
  Comentarios