Cuidado Médico

Senado estatal aprueba desregulación que permite la importación de medicamentos a la Florida

La FDA regula una amplia variedad de productos

La FDA regula una amplia variedad de productos, que incluyen medicamentos para personas y animales, productos biológicos, dispositivos médicos, suplementos dietéticos, fórmulas infantiles y productos cosméticos.
Up Next
La FDA regula una amplia variedad de productos, que incluyen medicamentos para personas y animales, productos biológicos, dispositivos médicos, suplementos dietéticos, fórmulas infantiles y productos cosméticos.

El Senado de la Florida aprobó el lunes varios proyectos de ley sobre servicios médicos que hacen menos estrictas ciertas normas sobre la creación o ampliación de hospitales, permite al estado importar medicamentos del extranjero y fijar normas a las aseguradoras para que presten ciertos servicios médicos por internet, que en su conjunto preparan las prioridades de los republicanos para su aprobación en la última semana del período de sesiones en curso.

Las votaciones, que hacen avanzar parte de la agenda de servicios médicos que ha dominado las prioridades del presidente de la Cámara estatal, José Oliva, en este período de sesiones, también hace acerca al gobernador Ron DeSantis a una victoria significativa para hacer realidad su propuesta de importar medicamentos por receta, por la que ha presionado en la Legislatura estatal.

Los proyectos de ley enmendados regresan ahora a la Cámara estatal, donde deben aprobare nuevamente antes de llegar al escritorio del gobernador para su firma.

Los senadores debatieron brevemente los proyectos de ley el lunes por la mañana, antes de aprobarlo, en lo fundamental con apoyo de los republicanos, quienes presentaron las propuestas como esfuerzos por modernizar las operaciones de servicios médicos y eliminar regulaciones que pesan sobre las instalaciones.

Una de las principales propuestas fue el proyecto de ley HB 21, patrocinado por la senadora Gayle Harrell, republicana por Stuart, que contempla eliminar normas que exigen a las instalaciones de servicios médicos obtener la autorización del estado antes de agregar edificios o servicios. Este año, Oliva hizo la eliminación del llamado sistema de “certificado de necesidad” su principal prioridad legislativa, y la Cámara aprobó una medida amplia que elimina completamente la exigencia para los hospitales, asilos y hospicios.

El Senado había presionado inicialmente por una versión mucho más restrictiva limitada solamente a los hospitales generales, y fijo nuevas restricciones sobre los hospitales que pudieran obviar el proceso de aprobación: tener salas de emergencias o una cantidad mínima de camas, y ofrecer servicios caritativos, así como atender a pacientes del Medicare y el Medicaid. Pero en la última comisión e tomar la iniciativa se eliminaron estas exigencias cuando los líderes legislativo negociaron sus prioridades.

La versión aprobada por el Senado el lunes, en una votación 23 17, se aplicaría a hospitales generales y servicios terciarios (como de trasplantes y unidades de terapia intensiva neonatal) a partir de julio. Los hospitales de especializaciones, como los pediátricos, tampoco estarían sujetos a las regulaciones a partir del 2021.

Los partidarios de la medida dicen que eliminar esas exigencias abrirá los hospitales a una mayor competencia, que debe reducir los costos y mejorar los servicios, aunque lo que se oponen han alegado que un menor número de casos en los hospitales debilitará la capacitación para tratar casos complejos y alejará a pacientes que pagan que algunos hospitales necesitan para compensar lo que gastan en tratamiento a gratis a pacientes pobres y la compensación menor que reciben por los pacientes de Medicaid y Medicare.

Los senadores también aprobaron 27 a 13 la iniciativa HB 19, una propuesta respaldada por DeSantis que permite a la Florida tratar de importar medicamentos por receta del extranjero directamente. La propuesta ordena al estado solicitar a las autoridades federales permiso, bajo una ley federal del 2003, y abre tres vías para importar medicamentos.

Una vía autoriza a la estatal Agencia para la Administración de Servicios Médicos, importar medicamentos desde Canadá para su uso por parte del estado, para beneficiar a entidades como el Departamento de Prisiones o pacientes del Medicaid. Otra vía crea un programa internacional más amplio bajo el Departamento de Normación de Empresas y Profesiones (DBPR) para uso comercial, y una tercera crea un programa piloto supervisado por el DBPR y el Departamento de Salud que no necesitaría aprobación federal.

DeSantis cabildeó durante semanas a los legisladores para que aprobaran esa iniciativa, a pesar de los cientos de miles de dólares que intereses farmacéuticos gastaron en anuncios que critican la propuesta, que calificaron de insegura y peligrosa. El lunes en el pleno, el senador Aaron Bean criticó esas alegaciones y dijo que si los programas se implementan pudieran ahorrar a los pacientes una cantidad sustancial de dinero en medicamentos por receta.

Aunque el estado de Vermont aprobó el año pasado un plan parecido, el gobierno federal todavía no ha aprobado ningún programa estatal de este tipo para importar medicamentos. Incluso si las autoridades federales autorizan a la Florida a importar medicamentos —algo que no han hecho en 16 años— la versión del Senado exige que los primeros dos programas regresen a la Legislatura para aprobar los fondos que usarían.

La HB 23, otra propuesta de la senadora Harrell que fija normas para medidas de “telesalud” en que proveedores de servicios pudieran ofrecer servicios en internet o mediante otra tecnología de manera remota, se aprobó en el Senado en una votación de 30 a 9. La Cámara también había avanzado unos $30 millones en incentivos tributarios para alentar a las aseguradoras a adoptar medidas de telesalud, pero el Senado no incluyó en esas medidas en su versión.

Los legisladores aprobaron por unanimidad, 39 a 0, la HB 843, que la senadora Harrell calificó de “un proyecto de ley integral sobre la transformación de los servicios médicos” que pudiera acometer varios cambios, como exigir que se avise a los pacientes si los colocan en estatus de observación , en vez de ser ingresados, y permitirles pasar la noche en centros ambulatorios de cirugía, en vez de solamente hasta la medianoche.

El proyecto de ley se enmendó también para aumentar la supervisión de programas de cirugía cardíaca pediátrica, después de varios informes noticiosos, como esta investigación del Tampa Bay Times (en inglés) que revelaron fallecimientos y otros problemas en el Johns Hopkins All Children’s Hospital Heart Institute en St. Petersburg.

Se espera que los proyectos de ley se aprueben en la Cámara antes de este viernes, cuando está programado que concluya este período de sesiones.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios