Negocios

¿Busca un material especial para su cocina o baño? Nuevo centro de diseño en Miami tiene lo último

Eduardo Cosentino, presidente ejecutivo de Cosentino para Norteamérica, y Carolina Almeida, administradora general de Cosentino City en  Miami, durante la inauguración de este nuevo centro en el Design District, el tercero en Estados Unidos.
Eduardo Cosentino, presidente ejecutivo de Cosentino para Norteamérica, y Carolina Almeida, administradora general de Cosentino City en Miami, durante la inauguración de este nuevo centro en el Design District, el tercero en Estados Unidos. El Nuevo Herald

La compañía española Cosentino, líder mundial en la producción de superficies de lujo como Silestone y Dekton, inauguró la semana pasada en el Design District su tercer Cosentino City Center en Estados Unidos.

Con lo último en tendencias, la llaman “ciudad” en vez de tienda porque el objetivo es que cuando los arquitectos, diseñadores y clientes vengan a elegir una de las 7,000 placas de Silestone y Dekton que se exhiben en el salón, las imaginen en el piso, el baño o la cocina de una casa.

“Queremos que sea una experiencia”, dice Carolina Almeida, administradora general de Cosentino City Center.

Por eso el centro del salón es una isla muy sofisticada y completamente funcional, que el día de la inauguración tenía como punto focal una pierna de jamón serrano lista para ser lasqueada.

Cosentino1.jpg
El salón principal de Cosentino City Center en el Design District cuenta con una gran isla funcional, para demostrar la resistencia de los materiales usados y crear "una experiencia", dicen los ejecutivos de la compañía. Cortesía Cosentino

Esa sensación de estar en casa, o de compartir un café o un bocado entre amigos es fundamental para Eduardo Cosentino, el más alto ejecutivo de la compañía en Estados Unidos y Canadá.

Más noticias de emprendimiento y negocios en Miami en AccesoMiami.com

“Aspiramos a que se convierta en un punto de reunión para los profesionales de la industria”, dice Cosentino, a la vez que muestra como en la fachada de la tienda, cubierta con Dekton, se pueden pintar -y luego borrar- grafitis, una ventaja para un espacio a unas cuadras de Wynwood Walls.

De Almería para el mundo

Eduardo Cosentino representa la tercera generación en un negocio familiar que comenzó con la explotación de una cantera en Macael, un pequeño pueblo en Almería, en el sur de España, que le da nombre a su vez a uno de los productos de la compañía, el Blanco Macael, un mármol muy codiciado por su dureza.

En 1978, el padre de Eduardo, Francisco Cosentino, presidente del grupo Cosentino, tomó las riendas de un negocio con solo 14 empleados. En la actualidad cuentan con 4,000 empleados, 1,200 de ellos en Estados Unidos.

Después de muchas investigaciones, en 1992 lanzaron el producto por el que se les conoce en el mundo, el Silestone, cuyo nombre es una combinación de sílice y “stone” (piedra).

El sílice, un mineral muy resistente, forma el cuarzo, que es el componente fundamental del Silestone. Precisamente por esta cualidad de la dureza, resulta ideal para usarlo en las encimeras de las cocinas, baños y revestimiento de paredes.

En el 2013 introdujeron al mercado el Dekton, un material aún más resistente, compuesto de 21 minerales, que resulta muy versátil para el diseño.

“Somos una empresa que invertimos mucho en innovación, no solo para mejorar la tecnología, sino también la comercialización”, dice Cosentino.

Los otros dos pilares del negocio son la “internacionalización” y “las personas”, añade el ejecutivo.

“Somos españoles, pero estamos presentes en todo el mundo. Y aunque tengamos el mejor producto, no somos nada sin un buen equipo que lleve las riendas de la empresa”.

Como parte de la estrategia de globalización llegaron a Estados Unidos en 1996, donde establecieron su sede en Houston.

El año pasado se mudaron para Coral Gables, lo que representó una inversión de más de $11 millones y la creación de cientos de empleos con salarios altos.

“Miami es una ciudad que nos ha abierto las puertas, que crea tendencias en el diseño y que es ideal para las comunicaciones tanto con Latinoamérica como con España”, dice Consentino.

El año pasado la compañía entró en “el club de los 1,000 millones de dólares”, y esperan conseguir esa cifra en euros en el 2018.

“Estamos trabajando muy duro en un proyecto de digitalización, que es el presente y el futuro y, como líderes en el sector, tenemos que ser también líderes en digitalización”, afirma Consentino.

cosentino2.jpg
Habitación de muestras en Cosentino City Center, en la que la tecnología ditigal permite ver cómo luce el material elegido en la decoración de un baño, cocina u otra parte de la casa. Cortesía Cosentino

En ese sentido, el Cosentino City Center es un gran paso para los amantes de la tecnología y el diseño en Miami porque cuenta con una habitación que es una combinación de galería de arte y laboratorio digital.

En las paredes, unos bloques que representan las muestras de las superficies, se iluminan cuando el cliente hace su elección.

Mientras, en la computadora sale toda la información del producto, y un click más allá, puede ver cómo se verá el material elegido en la decoración de una habitación.

Siga a Sarah Moreno en Twitter: @SarahMorenoENH
Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios