Los propietarios de La Placita, un restaurante puertorriqueño en el distrito MiMo de Miami, pagaron $25,000 para que un famoso muralista puertorriqueño pintara el edificio como la bandera puertorriqueña. La ciudad dice que no se aseguraron que estuviera bien con una junta de preservación histórica que supervisa el área antes de hacerlo.
Los propietarios de La Placita, un restaurante puertorriqueño en el distrito MiMo de Miami, pagaron $25,000 para que un famoso muralista puertorriqueño pintara el edificio como la bandera puertorriqueña. La ciudad dice que no se aseguraron que estuviera bien con una junta de preservación histórica que supervisa el área antes de hacerlo.
Los propietarios de La Placita, un restaurante puertorriqueño en el distrito MiMo de Miami, pagaron $25,000 para que un famoso muralista puertorriqueño pintara el edificio como la bandera puertorriqueña. La ciudad dice que no se aseguraron que estuviera bien con una junta de preservación histórica que supervisa el área antes de hacerlo.