Finanzas

El euro celebra sus 15 años rozando la paridad con el dólar

Un billete roto de 20 euros se muestra el jueves en el Museo de la Moneda en Frankfurt, Alemania.
Un billete roto de 20 euros se muestra el jueves en el Museo de la Moneda en Frankfurt, Alemania. Bloomberg

El euro, la divisa comunitaria, cumple este 1 de enero 15 años en los bolsillos de millones de europeos, un aniversario agridulce pues al tiempo que se recupera la economía europea la divisa vive horas bajas en su cambio con el dólar.

El euro, que en los primeros años permitía a los europeos viajar a EEUU con una moneda ventajosa, ahora se aproxima a la paridad con el billete verde, que el 15 de diciembre cayó a su nivel más bajo de los últimos 14 años (1,0397 dólares por euro).

Según los expertos, detrás de esa depreciación del euro estuvo el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de elevar los tipos de interés en 25 puntos básicos, hasta un rango entre el 0.5 y el 0.75%.

Quince años después de su puesta en circulación real, y dejados atrás conceptos como “troika” y “rescate”, el euro se enfrenta ahora a fantasmas como el “brexit” y las nuevas relaciones de incierta cooperación económica entre Bruselas y Washington, tras la elección de Donald Trump.

La historia del euro empieza con el diseño del proyecto, con el Tratado de Maastricht (1992), que establecía que los quisieran unirse al club monetario deberían cumplir dos claros objetivos: que el déficit nacional no supere el 3% del PIB ni la deuda el 60% de la riqueza del país.

Para su vigilancia se firmó cinco años más tarde el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, base de las revisiones presupuestarias y las recomendaciones en materia fiscal a los países miembros.

En 1998 llegó el Banco Central Europeo y se estableció un tipo de cambio fijo de las monedas que desaparecían con el euro.

Aunque los ciudadanos todavía tardarían 3 años en conseguir tocar físicamente la nueva divisa, en 1999 empieza a ser una realidad el euro como unidad monetaria en Bélgica, Alemania, Irlanda, España, Francia, Italia, Luxemburgo, Holanda, Austria, Portugal y Finlandia.

En el 2001 se aceptó a Grecia, que previamente había sido rechazada y, diez años después, sería epicentro de la peor crisis existencial de la moneda.

A partir del 1 de enero del 2002, 300 millones de ciudadanos en 12 países de la Unión Europea convierten verdaderamente al euro en moneda real.

Solo un año más tarde Alemania y Francia rompieron el pacto de estabilidad, norma que quedó en suspenso.

Fue sin embargo en el 2007 cuando el euro se tambaleó por primera vez por culpa de una crisis que arrancó en EEUU, la de las hipotecas basura, y que viajó a Europa convertida en crisis de deuda soberana.

  Comentarios