Finanzas

Congreso en busca de un remedio a la crisis

Mientras los reguladores federales siguen revelando nuevas medidas para revertir la crisis financiera mundial, el Congreso comenzó el martes a discutir qué cambios pudieran ser necesarios para ayudar a restaurar la confianza en el sistema financiero de EEUU y prevenir futuras crisis.

Mientras tanto, una semana después de que el gobierno anunciara que gastaría $250,000 millones para comprar intereses en bancos de EEUU, la Reserva Federal intervino el martes para ayudar a los fondos del mercado financiero que han sido afectados por preocupados inversores que quieren hacer efectivas sus acciones.

El Fed dijo que proveería hasta $540,000 millones en financiamiento a los fondos mutuos de los mercados financieros en un nuevo programa llamado el Money Market Investor Funding Facility.

"El gobierno está haciendo todo lo posible por romper el estancamiento'', dijo Mark Zandi, economista en jefe de Moody's Economy.com. "Si estos mercados financieros no están trabajando adecuadamente, entonces la economía se ve significativamente amenazada porque es aquí donde los negocios consiguen su financiamiento a corto plazo para sus operaciones cotidianas''.

Los funcionarios del Fed dijeron que, desde agosto, alrededor de $500,000 millones han salido de fondos de importantes mercados financieros porque los inversores están preocupados por su capacidad de redimir sus acciones. El 18 de septiembre, el Departamento del Tesoro anunció estar recurriendo a otro fondo de $50,000 millones de Tesoro para proveer garantías para los activos en las cuentas del mercado financiero.

En el Congreso, la Comisión de Servicio Financieros de la Cámara, que será instrumental en la elaboración de los cambios regulatorios, escuchó testimonios de académicos y expertos industriales que estuvieron de acuerdo en la necesidad de nuevas regulaciones, la fusión de algunas agencias reguladoras y la redacción de nuevas reglas para gobernar los complejos instrumentos financieros.

Los legisladores tienen que decidir si empezarán tomando medidas parciales o si crearán una legislación general.

Joseph Stiglitz, profesor de la Universidad de Columbia y Premio Nobel de Economía en el 2001, le advirtió a la comisión que esperar significaba demorar los esfuerzos por restaurar la confianza en el sistema financiero de Estados Unidos.

"Sabemos que la nave tiene un problema en la dirección, especialmente en estar aguas tormentosas'', declaró Stiglitz. "A no ser que arreglemos esto, corremos el riesgo de que la nave encalle antes de llegar a puerto''. Un área de aparente acuerdo el martes fue darle poder a la Reserva Federal para proteger contra cualquier amenaza al sistema financiero de Estados Unidos.

En la crisis, el Fed ha actuado como el principal regulador pero en muchas áreas ha carecido de suficiente autoridad. El presidente del Fed, Ben Bernanke, dijo la semana pasada que no pudo impedir la bancarrota del banco inversor Lehman Brothers debido a sus actuales limitaciones legales.

El Fed ha rebasado los límites de su autoridad tomando numerosas medidas creativas para fortalecer los mercados desde marzo, cuando empezó a surgir la crisis financiera.

Estos incluyeron prestar a los bancos de inversiones, a las corporaciones, e incluso a los bancos centrales extranjeros, ninguno de ellos directamente bajo su autoridad.

El martes, los legisladores parecieron estar de acuerdo en la necesidad de reducir el número de reguladores financieros y aumentar su alcance. Entre las posibilidades está fundir los reguladores de los bancos y bancos de ahorros en una sola entidad, y fundir la Comisión de Bolsa y Valores con la Commodityy Futures Trading Commission para reflejar que ahora Wall Street está profundamente atricherado en los mercados para una amplia serie de productos además de acciones.

"El número de reguladores debería ser menor que el que tenemos ahora, está claro que tenemos mucha duplicidad'', afirmó Alice Rivlin, ex vicepresidenta del Fed que ahora es investigadora del Instituto Brookings, una organización no lucrativa de Washington.

  Comentarios