Finanzas

Casa Blanca opuesta a otros $25,000 millones para sector automotor

La Casa Blanca se opuso firmemente el sábado a que un plan de rescate de 700.000 millones de dólares destinado principalmente al servicio financiero sirva para reflotar a los constructores de automóviles.

Ante la proximidad de una semana en la que los demócratas podrían proponer una ayuda de emergencia de 25.000 millones de dólares para los fabricantes de automóviles en plena depresión, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, afirmó que ese dinero debía proceder de fondos especialmente atribuidos al sector por el Congreso en septiembre, y no del plan de rescate de 700.000 millones lanzado en octubre.

Los demócratas, mayoritarios en el Congreso, querían sacar 25.000 millones de dólares del plan de rescate además de los 25.000 millones en préstamos ya destinados a los constructores de automóviles en septiembre.

Pero la Casa Blanca y los republicanos en el Congreso se negaron hasta ahora. Aunque en minoría, los republicanos parecen poder hacer abortar el proyecto al Congreso si este se debatiese la próxima semana.

La portavoz del presidente George W. Bush indicó sin embargo la voluntad del gobierno de llegar a un acuerdo.

El gobierno estadounidense quiere ver al Congreso adoptar la semana próxima una ley ‘‘que utiliza los fondos existentes y destinados a ayudar a los constructores automotores a convertirse en viables a largo plazo'', dijo Perino.

Los 25.000 millones de dólares aprobados en septiembre deben servir a los constructores para adaptar su producción a las nuevas realidades del mercado. El desbloqueo de los préstamos está sin embargo condicionado a la seguridad de que los beneficiarios son viables y que el dinero no es entregado a pérdidas.

Pero "debemos guardar el dinero del plan para aquello a lo que se supone debe servir: estabilizar y reforzar nuestro sistema financiero'', afirmó Perino.

  Comentarios