Finanzas

Alarmante el nivel de deuda de los estudiantes

Estudiantes en una fiesta disfrutan el Spring Break  en Panama City Beach, Florida.
Estudiantes en una fiesta disfrutan el Spring Break en Panama City Beach, Florida.

Las cifras son asombrosas. Más de la mitad de los estudiantes de último año de secundaria tienen tarjetas de débito y casi una tercera parte tiene tarjetas de crédito.

Una tercera parte de todos los estudiantes de nivel universitario tiene cuatro tarjetas de crédito cuando se gradúa y más de la mitad de los graduados deben $5,000 en tarjetas de crédito con intereses elevados. La cifra de jóvenes de 18 a 24 años que se han declarado en bancarrota ha aumentado 96 por ciento en 10 años.

Las encuestas muestran que muchos de estos jóvenes también son financieramente analfabetos: no conocen elementos clave como intereses, pagos mínimos, informes de crédito, robo de identidad o la posibilidad de tener que pagar sus préstamos escolares durante años.

Pero el problema no afecta sólo a los jóvenes. Una de cada cinco personas en el país piensa que la forma más práctica de hacerse rico es sacarse la lotería.

La senadora Patty Murray, demócrata por Washington, recuerda que sus hijos empezaron a recibir ofertas de tarjetas de crédito cuando tenían 16 años. Dijo haber oído muchas veces, de mucha gente, jóvenes y viejos, que quisieran saber más de temas financieros.

Murray presentará la próxima semana un proyecto de ley que contempla autorizar $1,200 millones durante cinco años para promover la educación financiera, empezando en la escuela primaria.

"Es un momento perfecto para comenzar'', dijo Murray.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, concuerda con ello. "Teniendo en cuenta el problema de las hipotecas de alto riesgo, es bueno recordar la importancia de aprender lo básico de las finanzas para tomar decisiones apropiadas en un mundo financiero cada vez más complejo'', dijo hace casi un año.

En los últimos cinco años, 17 estados han implementado cursos de finanzas personales en el currículo escolar. El año pasado el presidente Bush nombró un Consejo Asesor sobre Educación Financiera para trabajar con los sectores público y privado para promover la educación financiera. El Consejo está adscrito al Departamento del Tesoro. Entre sus miembros están desde el presidente de Charles Schwab hasta el líder de Junior Achievement USA.

El proyecto de ley de Murray, copatrocinado por el senador Thad Cochran, republicano por Mississippi, contempla asignaciones a entidades de educación que acepten establecer normas de educación financiera y evaluar esos conocimientos entre los estudiantes de educación primaria, intermedia y secundaria. Las organizaciones no lucrativas también podrían recibir fondos para que las universidades comunitarias ofrezcan clases de educación financiera.

Además de las clases en los distritos escolares, Junior Achievement tiene programas en muchos distritos. Alrededor de 4.5 millones de jóvenes participan en programas de Junior Achievement nacionalmente.

Las escuelas también tienen otros programas. Financiado por un juez de bancarrota de Nueva York, el programa Educación en el Abuso del Crédito envía jueces de bancarrota a las secundarias de todo el país para hablar sobre finanzas personales.

Los estudiantes de secundaria y nivel universitario terminan pagando por su falta de conocimientos financieros, dijo Pam Whalley, directora del Centro de Educación Económica de la Universidad del Oeste de Washington.

Una encuesta entre estudiantes de secundaria mostró que esperaban ganar un promedio de $143,000 al año y estaban confiados en que podrían manejar el dinero, aunque muy pocos sabían hacer un simple presupuesto. Los estudiantes universitarios saben muy poco de ahorros, seguros y retiro, y las tarjetas de crédito ejercen una gran atracción sobre ellos, indicó la encuesta.

En medio de una recesión, dijo, es crucial educar a los estudiantes sobre temas financieros.

"Si uno comete un error durante una recesión, tiene menos respaldo'', dijo. "Si lo hace cuando su trabajo no está seguro, pudiera perder la casa o el carro. Cuando uno tiene un mínimo de educación financiera, tiene más control sobre su vida''.

  Comentarios