Finanzas

Casa vieja y trucos nuevos

JUSTIN KRAMER, administrador del proyecto de una casa que no consume energía convencional, entra a la residencia de la Universidad Estatal de la Florida.
JUSTIN KRAMER, administrador del proyecto de una casa que no consume energía convencional, entra a la residencia de la Universidad Estatal de la Florida. Associated Press

El piso elevado, los techos altos, la azotea de tejas, y amplios salientes se tomaron prestados de la "casa campestre'' tradicional que dependía de la sombra y del movimiento del aire para aliviar el húmedo clima subtropical de la Florida.

Dos árboles de magnolia de color rojo oscuro, ventiladores de techo, pisos de bambú y y rústicas vigas de madera recuperadas de un granero de Georgia se añaden a la acogedora atmósfera de la pequeña casa que se levanta en medio del recinto de ladrillo y piedra de la Universidad Estatal de la Florida (FSU).

Podría parecer un anacrónico regreso al pasado, pero la construcción de $575,000 sin conexiones de ningún tipo, sin emisiones --OGZEB-- tiene un propósito futurístico. Su misión es probar soluciones potenciales a la energía global, y problemas de cambios climáticos combinando viejos trucos con tecnología sofisticada, entre ella un experimento único de hidrógeno solar.

"Lo que estamos tratando de hacer es crear el edificio del mañana con muchas de las cosas del mundo de hoy'', dijo el administrador del proyecto Justin Kramer. "Si nadie quiere vivir en él, entonces ¿qué sentido tiene?"

Al igual que una casa campestre floridana del siglo XIX, no hay tendido eléctrico.

Los paneles solares en el techo son algunos de las características que dejan entrever que la casa de dos dormitorios no es una reliquia del pasado. Los paneles solares han estado surgiendo en azoteas de todo el país este año, en parte debido a un subsidio federal ampliado que paga 30% del costo. Los estados, entre ellos la Florida, ofrecen créditos fiscales adicionales e incentivos que en un futuro reducirán más los costos.

Con la casa de Florida State University parte de la energía eléctrica que los paneles producen se utilizan para convertir el agua en hidrógeno por energía cuando el sol no brilla.

Inaugurado en agosto, el OGZEB tiene dos pequeñas oficinas, pero gran parte del interior, entre ello un área ampliada de la sala de estar-comedor-cocina, es estrictamente residencial. Los estudiantes graduados, empleados, e invitados se turnarán para vivir allí para que tanto las tecnologías viejas como las nuevas prueben el proyecto.

Experimentos similares se están haciendo en todas partes, pero lo que diferencia el proyecto de la FSU de los otros es que el edificio depende de hidrógeno para su energía eléctrica durante la noche y en días nublados o lluviosos.

  Comentarios