Finanzas

Se retiran los abogados del hotel Fontainebleau

Los abogados que están defendiendo al Fontainebleau Miami Beach contra más de $60 millones en reclamaciones en construcción se retiraron del caso el jueves, mientras los contratistas acusaban al centro turístico de tácticas dilatorias por falta de fondos.

Bilzin Sumberg, una prominente firma de Miami, consiguió el permiso de los tribunales para retirarse de las docenas de casos contra el mayor centro turístico del sur de la Florida. Una jueza acordó demorar las declaraciones y la mediación hasta diciembre, que es la fecha límite para que Fontainebleau consiga nuevos abogados.

Ejecutivos del Fontainebleau acusan a los contratistas de entregar cuentas infladas y falsos cobros en una renovación financiada por una segunda hipoteca de $640 millones sobre la icónica propiedad frente al mar. Los abogados de Bilzin no quisieron explicar por qué se están retirando, pero algunos de los abogados de los contratistas calificaron el hecho de otro ejemplo de que el Fontainebleau no paga sus cuentas.

"Básicamente, me han tenido de un lado para otro'', dijo Alexander Cvercko, quien representa a una firma de personal de construcción que exige cerca de $1 millón en cuentas por pagar, durante la audiencia de la mañana en el juzgado civil de Miami-Dade. "El Fontainebleau se quedó sin dinero, y no quiere pagarle a nadie''.

David Reimer, abogado de un contratista de Fontainebleau, dijo que el centro turístico tiene objeciones legítimas sobre cobros y advirtió que no se debe sacar conclusiones apresuradas sobre la retirada de Bilzin o la falta de pago a los contratistas.

"Estos casos van más allá del hecho de que el Fontainebleau no tiene el dinero para pagar'', dijo Reimer. "Hay cuestionamientos a hacerse sobre esas cuentas''.

Ningún ejecutivo del Fontainebleau asistió a la audiencia, y el abogado de Bilzin Michael Kreitzer no quiso dar detalles de las "diferencias irreconciliables'' citadas en la petición presentada por la firma para retirarse del caso.

Clifford Wolff, quien representa la reclamación de Accurate Glass por $550,000 contra el Fontainebleau, pidió a la jueza Gill Freeman que ordenara a los abogados de Bilzin que revelaran si había pendiente una solicitud de quiebra.

"Espero que todo el trabajo de hoy no sea en vano, y que ellos presenten una petición de quiebra'', dijo el abogado de Fort Lauderdale. Freeman no quiso preguntar nada a los abogados de Bilzin, diciendo: "No creo que eso nos incumba para nada, a decir verdad''.

Las acusaciones son lanzadas mientras la propiedad hermana del centro, el Fontainebleau Las Vegas, se pelea con sus acreedores en el tribunal de quiebras. Los acreedores de ese proyecto inacabado han pedido al juez que haga una liquidación de la propiedad para pagar unos $2,000 millones en deudas de construcción.

Ambos proyectos fueron ooquestados por Jeffrey Soffer y altos ejecutivos de su firma inmobiliaria de Aventura, Turnberry Associates. Asociados de Turnberry sirvieron asimismo de contratistas generales en ambos proyectos, y Bilzin sigue representando al Fontainebleau Las Vegas en el caso de quiebra.

Los abogados de los acreedores de Las Vegas acusaron recientemente a la sociedad matriz de ambos hoteles, Fontainebleau Resorts, de pasar algunos costos de Miami Beach a Las Vegas, como garantía prensaria para el proyecto de construcción.

Freeman trató de consolar a ambar partes en el caso de Miami Beach, sugiriendo que algunas quejas contra el Fontainebleau tenían validez mientras que otras carecían de ella. Citando un salidero bien conocido en el techo que causó la caída de chorros de agua en el vestíbulo del Fontainebleau cuatro meses atrás, ella añadió: "Estoy leyendo en el periódico derrumbes del techo y otros problemas''.

  Comentarios