Finanzas

Preparan la subasta del hotel Fontainebleau de Las Vegas

El equipo legal de Jeffrey Soffer está gestionando la subasta del Hotel Fontainebleau Las Vegas con una puja inicial que equivaldría a sólo centavos por dólar por el hotel y casino que está sin terminar y ya está en bancarrota.

Penn National Gaming, el dueño del casino, ha ofrecido pagar menos de $300 millones por el Fontainebleau Vegas, un proyecto que en el que ya se han gastado unos $2,000 millones, dice Scott Baena, el abogado de quiebras que representa al Vegas Fontainebleau.

Baena dijo en una sala de corte el lunes que Penn ofrecería menos de $300 millones por la propiedad pero no dijo la cantidad exacta. Una valoración del sitio resultó en la cantidad de menos de $400 millones.

Penn serviría de "licitante de guardia'' para el Vegas Fontainebleau, lo cual quiere decir que la oferta inicial de la compañía de casinos establecería un precio mínimo por el hotel de 3,889 habitaciones.

"Es el comienzo de un proceso'', dijo Baena sobre la oferta de Penn. "Nunca se ponen peores las cosas para nosotros; solamente se ponen mejores''.

Terminar el Fontainebleau Las Vegas podría requerir otros $1,500 millones. Un abogado de Penn dijo que el costo total de construcción requiere un fuerte descuento por la propiedad, que ya tiene una deuda de construcción de $1,600 millones.

"La gente en este caso se ha concentrado en la cantidad de dinero que se ha gastado en este proyecto, que ha sido significativa y quizá extraordinaria'' dijo Richard Mason, un abogado de Nueva York que representa a Penn. "Queda mucho por gastar, y creo que el precio de cualquiera reflejaría eso''.

A cambio de su posición de "guardia'', Penn financiaría los gastos de bancarrota. Los prestamistas están presionando al juez A. Jay Cristol para cambiar el caso de quiebra de una reorganización de Capítulo 11 a una liquidación ordenada por la corte bajo el Capítulo 7. Los abogados argumentan que Soffer tiene demasiada notoriedad en la empresa para poder gestionar una venta que sea justa para los prestamistas.

Dos abogados de prestamistas, Michael Goldberg, de Akerman Senterfitt, y Craig Rasile, de Hunton and Williams, no estaban disponibles para comentar el lunes.

  Comentarios