Finanzas

Temen que el desempleo ahogue el gasto del consumidor en EEUU

El rebote del gasto del consumidor de Estados Unidos, producto del programa gubernamental de estímulo económico, se disipará cuando el índice de desempleo supere un 10 por ciento, según un sondeo a un grupo de economistas.

Las compras de las familias aumentarán a una tasa anual de un 1 por ciento este trimestre después de haber subido a un 2.4 por ciento en los tres meses previos, de acuerdo con la mediana de los pronósticos de 57 economistas sondeados por Bloomberg News del 1 al 8 de octubre. Los analistas bajaron asimismo las previsiones de gastos del primer trimestre del 2010.

"Es imposible ver mucha fuerza en el lado del consumidor dado lo mucho que ha caído el ingreso con los despidos y el escaso aumento de los salarios por hora'', dijo David Greenlaw, economista principal de renta fija en Morgan Stanley & Co. en Nueva York. ‘‘Tenemos una recuperación gradual en la economía en conjunto, pero no es lo bastante vigorosa para reducir mucho el índice de desempleo''.

Las ventas de automóviles se desplomaron un 35 por ciento el mes pasado tras el vencimiento del programa de "plata por cacharros'', indicio de que será necesario aumentar el gasto de las empresas y el Gobierno para mantener la recuperación hasta el 2010. El aumento del desempleo está intensificando las presiones para que el Gobierno del presidente Barack Obama adopte medidas adicionales a fin de estimular la contratación de personal de cara a las elecciones legislativas del año que viene.

El desempleo creciente "podría bastar para sumir la economía de vuelta en una recesión'', dijo Gus Faucher, director de investigaciones macroeconómicas en Moody's Economy.com, en West Chester, estado de Pennsylvania. "Habrá más estímulos. La economía necesita algún apoyo hasta que el gasto del consumidor se reanime''.

Obama está examinando una serie de opciones, incluso aumentar el gasto en el transporte y prolongar la vigencia de leyes que alargan el subsidio de desempleo y disponen un crédito fiscal para los que compren su primera vivienda, han dicho funcionarios de la Rama Ejecutiva a sus aliados en el Congreso.

La Casa Blanca está sopesando la preocupación creciente con el desempleo y un déficit fiscal que la Oficina de Presupuestos del Congreso calcula sumará $1.6 billones este año y $1.4 billones en el 2010.

La economía probablemente crezca a un ritmo anual de un 2.4 por ciento este trimestre después de haberlo hecho a un ritmo de un 3.2 por ciento de julio a septiembre, ambos inclusive, según la mediana del sondeo. El producto interno bruto aumentará un 2.4% el año próximo y un 2.8% en el 2011, según los economistas consultados, por debajo del promedio de un 3.4% correspondiente a los últimos sesenta años.

Los analistas dijeron que las probabilidades de que Estados Unidos tenga otra recesión en los 12 próximos meses eran de un 20 por ciento, por debajo del 25 por ciento del mes pasado. La disminución del temor a que la economía tenga otro tropiezo ha contribuido a que el ndice Standard & Poor's 500 suba más del 57 por ciento desde un mínimo de 12 años registrado el 9 de marzo.

  Comentarios