Finanzas

Miles de evasores fiscales aceptan amnistía

DOUGLAS SHULMAN
DOUGLAS SHULMAN

Unos 7,500 evasores fiscales solicitaron participar en un programa de amnistía del gobierno estadounidense que promete no enviar a prisión y aplicar multas reducidas por evadir impuestos a quienes se acojan voluntariamente, anunció el miércoles el Servicio de Rentas Internas (IRS).

Los evasores fiscales ocultaban su dinero en más de 70 países y en todos los continentes con excepción de la Antártida. Las cuentas van desde más de $10,000 hasta más de $100 millones.

La respuesta al programa no tiene precedente, destacó Doug Shulman, comisionado del IRS (siglas en inglés del servicio de recaudación).

"La idea de este programa es que la gente participe y lograr que se pongan del lado de la ley'', indicó.

El IRS tenía la política de que ciertos evasores fiscales que expusieran su situación a la agencia podían evitar pena de cárcel siempre y cuando pagaran los impuestos atrasados, el interés acumulado y fuertes multas. No incluía a los traficantes de drogas ni a quienes lavaran dinero. Pero si el dinero era legal, los evasores podían evitar procesos penales.

Cada año se acogían menos de un centenar de personas, porque muchas veces las multas excedían el valor de las cuentas ocultas, dependiendo el tiempo de la evasión de impuestos estadounidenses.

Pero en marzo, el IRS inició un programa de amnistía que ofrecía como atractivo la oferta de multas reducidas para las personas con bienes sin declarar. La duración del programa fue ampliada una vez, hasta el jueves. Shulman afirmó que no volverá a extenderse el plazo.

El programa forma parte de un amplio esfuerzo del gobierno del presidente Barack Obama de detectar a los estadounidenses que evadan impuestos en Estados Unidos al ocultar sus bienes en cuentas extranjeras. En agosto, Washington y Suiza llegaron a un acuerdo en un caso judicial, por el cual el gigante de la banca suiza UBS AG accedió a dar información sobre 4,450 cuentas sospechosas de corresponder a bienes no declarados de clientes estadounidenses.

  Comentarios