Finanzas

Blue Cross ofrece a sus empleados un plan único

Aunque las compañías de seguro dicen que es importante que la reforma de los servicios médicos ofrezca al público muchas alternativas, Blue Cross Blue Shield of Florida ha decidido que un plan básico es lo mejor para sus empleados el próximo año.

Sus agentes seguirán ofreciendo docenas de opciones en HMO y otros tipos de planes, pero en el 2010 los 5,000 empleados de la compañía de seguros médicos tendrán que aceptar un plan con deducible elevado vinculado a una cuenta especial de ahorro.

"Empezamos la transición hace cuatro años como parte de una estrategia para tener un fuerza de trabajo comprometida y productiva'', dijo John Wagner, gerente de productos de Blue Cross.

Los ejecutivos de la empresa de Jacksonville, están convencidos de que un plan de Cuentas de Ahorros de Seguro (HSA) tiene sentido porque exige que los empleados tomen sus propias decisiones en materia de servicios médicos y recompensa a los que mantengan un estilo de vida saludable.

Por ley, los HSA combinan pólizas de seguro de deducibles elevados con cuentas de ahorro libres de impuestos a las que los tanto empleadores como empleados pueden contribuir, de manera similar a los planes de ahorro de retiro 401(k). A diferencia de la mayoría de los planes, el dinero de las HSA puede pasar de un año a otro si no se usa.

Wagner dice que los empleadores tienen dos posibilidades de HSA: un deducible de $1,500 en que los empleados pagan 10% de coseguro y un deducible de $2,500 con 20% de coseguro.

Los críticos de las HSA dicen que el problema es suponer que las personas pueden tomar decisiones acertadas en materia de servicios médicos, cuando en realidad casi siempre les resulta difícil evaluar los costos y beneficios de alternativas complejas.

"Funcionan bien, especialmente para las personas saludables y los ricos'', dijo Santiago León, agente de seguros de Miami. "Pero no funcionan bien con los menos saludables y menos ricos''.

Los HSA también obligan a la gente a tomar decisiones sin toda la información a mano. León señala que si una persona tiene síntomas de la fiebre porcina, pudiera demorar el tratamiento si no quiere pagar su deducible o usar el dinero de la HSA.

Wagner dijo que esas críticas son injustas porque los HSA se basan en una filosofía de toma de decisiones con la información adecuada y buenos hábitos de vida.

En Blue Cross, una clave es que los empleados tienen que llenar una encuesta de evaluación de riesgos que combina criterios como peso, presión arterial y nivel de colesterol con patrones de conducta como fumar y niveles de tensión. Esos tipos de encuestas, que son cada vez más populares entre las empresas, pueden llevar a recibir consejos sobre dieta y ejercicios. A los que sufran de estrés se les puede aconsejar que soliciten asistencia al empleador.

Si los empleados llenan una evaluación de riesgos, Blue Cross contribuirá $1,000al HSA. Si no, la cifra es $500. Los empleados pueden contribuir con su propio dinero en cantidades que dependen de los ingresos basados en orientaciones del Servicio de Rentas Internas (IRS), dijo Wagner.

  Comentarios