Finanzas

Art Basel marca el repunte del turismo

CRISTINA LEI Rodríguez prepara algunas esculturas en su estudio del Design District de Miami. Art Basel puede convertirse en el detonante que cambie el panorama para el turismo en el sur del estado.
CRISTINA LEI Rodríguez prepara algunas esculturas en su estudio del Design District de Miami. Art Basel puede convertirse en el detonante que cambie el panorama para el turismo en el sur del estado. The Miami Herald

Este año, el invierno no debería ser tan malo para el turismo como lo ha sido en ocasiones anteriores.

Cuando Art Basel Miami Beach inaugure el inicio extraoficial de la temporada "alta'' de turismo esta semana, los viajes al sur de la Florida finalmente habrán comenzado a aumentar. Ello podría ser una señal de cambio para una industria hotelera acosada por tarifas de descuento y una pobre demanda, lo que ha provocado que algunos de los más sofisticados hoteles de la región estén a punto de declararse en bancarrota.

Las severas reducciones en los gastos de viajes no han evitado que los compradores de arte suban los precios de las habitaciones en Miami Beach esta semana, encontrándose las más económicas en el Delano a $825 por noche este fin de semana, en comparación con un precio de $345 el próximo fin de semana.

La prueba de fuego será el domingo después que la feria de arte contemporáneo más grande del país finalice en el Centro de Convenciones de Miami Beach.

"Al parecer la situación ha empezado a mejorar o a cambiar'', dijo Peter Sahora, administrador general del Z Ocean Hotel en South Beach. "Veremos qué ocurre en enero y febrero''.

Nadie cree que el invierno que se avecina rescate a los hoteles del sur de la Florida del abismo económico en que se encuentran, ni siquiera con la llegada del Super Bowl y del Pro Bowl de la NFL a ocho semanas de distancia. La mayor demanda no se traducirá en más dividendos si los hoteles se ven obligados a hacer descuentos en los precios de sus habitaciones para alentar a los huéspedes.

Un reciente estudio de PKF Hospitality Research prevé que las ganancias por habitación de los hoteles de Miami-Dade caerán 6% en el 2010 tras bajar 23% en el 2009, mientras los hoteles de Broward estarán algo mejor: una baja de 4% en el 2010 tras un desplome de 17% en el 2009.

Son noticias desalentadoras para el inestable sector hotelero que cuenta con tener un sólido invierno que le devuelva la rentabilidad y lo saque de esta situación. Tampoco son buenas para los impuestos hoteleros que financian diversas obras públicas en la región, entre ellas el nuevo estadio de béisbol para los Marlins que se levanta en Miami a un costo de $515 millones.

Empero, hay indicios de que la industria turística sentará las bases para una modesta recuperación en meses venideros.

Entre otras:

  Alza de las reservaciones.

Por primera vez desde que la crisis comenzó a fines del 2008, hay más reservaciones de hotel en el sur de Florida.

Cifras de Smith Travel Research indican que los hoteles de Broward reservaron 1.6% más habitaciones entre julio y octubre que hace un año, en contraste con una caída de 5.2% en los cuatro meses anteriores.

En Miami-Dade, la ganancia fue 1.3% entre julio y octubre contra un declive de 2.5% en los cuatro meses anteriores.

  Las corporaciones nacionales se reúnen de nuevo.

Nada le ha hecho más daño a los hoteles del sur de Florida que el colapso en reuniones corporativas. Y en los últimos meses, hay informes sueltos de compañías que otra vez reservan viajes al sur de la Florida. "Tenemos 30% más que el año pasado en octubre y noviembre'', dijo Arnoldo Ramírez, presidente de Water Fantaseas Luxury Yacht Charters en Miami.

  Un dólar débil.

El aumento este año en divisas extranjeras no ha sido suficiente para hacer que más viajeros internacionales visiten el sur de la Florida. El turismo extranjero siguió cayendo, y bajó 2.9% en agosto en Miami-Dade, uno de los principales destinos del país para visitantes internacionales.

Konrad Pramsohler, que tiene una compañía de viajes en Miami Lakes cuya clientela es europea, dijo que el sur de la Florida se vio afectado en el mercado extranjero este año por descuentos incluso mayores en el Caribe. "Miami es un destino playero'', dijo Pramsohler. "Se consiguien ofertas mucho mejores en las islas caribeñas que en Miami''.

  Comentarios