Finanzas

Carrera de incentivos de Toyota disparó las ventas

Un Camry del 2008 es visto frente a un concesionario Toyota en el sureste de Denver, el 22 de junio del 2008.
Un Camry del 2008 es visto frente a un concesionario Toyota en el sureste de Denver, el 22 de junio del 2008. AP

La carrera de incentivos iniciada por Toyota para compensar la mala imagen de las llamadas masivas a revisión despertó al consumidor estadounidense que en marzo acudió a los concesionarios en números no vistos desde hacía meses.

El resultado fue que las ventas de los principales fabricantes de automóviles, excepto el Grupo Chrysler, experimentaron fuertes aumentos con respecto a las registradas hace un año.

Al frente del incremento se situó la japonesa Toyota, cuya demanda había caído en los dos primeros meses de 2010 como consecuencia de los problemas de imagen causados por sucesivas llamadas a revisión de millones de sus vehículos.

Toyota disfrutó de un 40,6 por ciento de aumento de su demanda tras vender en marzo 186.863 vehículos lo que le colocó ligeramente por detrás de General Motors y ligeramente por delante de Ford.

GM recuperó parte del terreno perdido en los últimos meses al vender 188.546 vehículos en marzo, un 20,6 por ciento más que en el mismo periodo de 2009.

Y Ford siguió demostrando que es el fabricante más consistente al vender 183.783 vehículos y registrar un aumento de la demanda del 39,8 por ciento.

De los fabricantes estadounidenses, el Grupo Chrysler es el que peor parado salió en el mes de marzo.

El tercer fabricante estadounidense, ahora bajo control de Fiat, vendió en marzo 92.623 vehículos, un 8 por ciento menos que en el mismo periodo de 2009, lo que le colocó por detrás de las japonesas Honda y Nissan.

Pese a ello, la empresa dijo estar satisfecha porque sus ventas aumentaron un 10 por ciento en comparación con febrero de este año.

''El Grupo Chrysler está satisfecho con las mejoras de ventas de mes a mes así como las ventas a particulares. Creemos que es un indicador de la salud de la compañía'', afirmó Fred Díaz, el principal ejecutivo de ventas de la empresa.

Mientras el grupo Honda vendió 108.262 vehículos (frente a los 88.379 de marzo de 2009) y Nissan 95.468 unidades (un 43,3 por ciento más que hace un año).

Otro fabricante que también reportó fuertes aumentos de la demanda fue el surcoreano Hyundai, que cada vez tiene más peso en el mercado estadounidense.

La empresa dijo que en marzo vendió 47.002 vehículos, un 15,4 por ciento más que hace un año, el decimoquinto mes consecutivo de ganancias y los mejores resultados que ha tenido hasta el momento en Estados Unidos durante este mes.

Hyundai también destacó que el primer trimestre de 2010 fue el mejor de su historia en EE.UU. con la venta de 111.509 vehículos.

Precisamente hoy Edmunds.com dijo que Hyundai se está aprovechando de los problemas de los principales fabricantes (especialmente Toyota, GM y Chrysler) y que sus tres vehículos más importantes en Estados Unidos (Sonata, Tucson y Genesis) se han situado en el grupo de los 10 más considerados por los compradores.

El sitio de internet también confirmó que la fuerte subida de las ventas de Toyota en marzo estuvo propulsada por los incentivos que ofreció durante el mes.

Además, la campaña de incentivos de Toyota obligó a sus competidores a seguir sus pasos lo que provocó que en marzo, el incentivo medio ofrecido en EE.UU. para la venta de un automóvil se situara en 2.742 dólares, un 3,8 por ciento más que en febrero.

Toyota pasó de ofrecer 1.881 dólares en febrero a 2.256 dólares en marzo, la cantidad más alta que ha ofrecido hasta ahora en el mercado estadounidense. En comparación, en marzo de 2009, Toyota ofrecía 1.565 dólares.

A pesar de ello, Toyota se sitúa en la parte media de la tabla de incentivos. General Motors es quien más está ofreciendo, según Edmunds.com, con un incentivo medio de 3.519 dólares.

A GM le siguen Chrysler (3.359 dólares), Ford (3.304 dólares) y Nissan (2.403 dólares).

Por detrás de Toyota se encuentran Hyundai (1.997 dólares) y Honda (1.740 dólares).

La guerra de incentivos continuará en abril, un mes en el que tradicionalmente las ventas decaen.

Por ejemplo, el Grupo Chrysler anunció hoy extenderá la campaña de incentivos para promover la venta de monovolúmenes así como la oferta de financiación al 0 por ciento que ofrece con la adquisición de la mayoría de sus vehículos del modelo 2010.

Esta oferta se complemente con un incentivo de entre 750 y 1.000 dólares en efectivo, dependiendo de la marca.

  Comentarios