Finanzas

Cobra fuerza la recuperación económica de EEUU

Barack Obama durante una visita a Carolina del Norte. (AP Photo/Alex Brandon
Barack Obama durante una visita a Carolina del Norte. (AP Photo/Alex Brandon

La recuperación de la economía de Estados Unidos está comenzando a cobrar fuerza, a medida que los empleadores añadieron 162,000 puestos de trabajo en marzo, el mejor crecimiento laboral desde que la nación entrara en una recesión en diciembre del 2007, reportó el viernes el gobierno.

Otra buena noticia es que el índice de desempleo se mantuvo estable en marzo, en 9.7 por ciento, por tercer mes consecutivo, según la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo. Incluso el sector de la construcción, uno de los más afectados, ganó empleos en marzo, pero el informe dijo también que una cifra récord de 6.5 millones de estadounidenses han estado sin trabajo por 27 semanas o más.

"Ya estamos empezando a salir del hueco. Este mes más estadounidenses se levantaron, se vistieron y se fueron a trabajar a una oficina o una fábrica o una tienda'', afirmó el presidente Barack Obama durante su visita a Charlotte, Carolina del Norte.

La publicación de las cifras de desempleo estatal y local de marzo está fijada para el 16 de abril. Mientras que el desempleo nacional ha bajado o se ha mantenido estable desde octubre del 2009, el índice de desempleo de la Florida ha aumentado en los siete meses pasados. En febrero alcanzó la cifra récord del 12.2 por ciento.

A pesar del creciente índice de desempleo de la Florida, el reciente informe a nivel estatal y local, unido a las cifras nacionales dadas a conocer el viernes, sugieren que el aumento del desempleo podría estar deteniéndose en la Florida, comentó Sean Snaith, economista de la Universidad de Central Florida. El estado ganó 26,300 empleos en febrero, más que ningún otro estado del país.

"No creo que vayamos a ver ningún aumento galopante [del desempleo estatal] a partir de este punto'', subrayó. "Creo que nos estabilizaremos a algún nivel por encima del 12 por ciento --más o menos como las cifras nacionales-- y nos quedaremos ahí hasta que empecemos, lentamente, a bajar''.

Los economistas recibieron con entusiasmo las cifras nacionales del viernes como una señal de que la vida comenzará a mejorar poco a poco para los estadounidenses comunes y corrientes.

"Este es un paso significativo para la recuperación económica, porque el crecimiento de los empleos pone en movimiento una dinámica que se retroalimenta a sí misma y brinda solidez a la expansión. El aumento en los ingresos estimula la demanda de los consumidores, y la respuesta de la producción requiere nuevas contrataciones'', escribió Alan Levenson, el principal economista de la división de economía de rentas fijas de T. Rowe Price Associates, en una nota a los inversionistas.

Nigel Gault, el principal especialista en economía estadounidense de la firma de pronósticos IHS Global Insight, afirmó que la economía ha saltado una barrera importante, aunque persisten dificultades.

"Hasta este mes, lo más que podíamos decir era que al parecer el crecimiento laboral estaba a punto de salir del hoyo. Ahora ya parece haberlo hecho. Pero hacer bajar el índice de desempleo será una empresa a largo plazo'', afirmó.

Los analistas habían predicho una cifra más sólida para marzo, pero esos pronósticos se basaban en más contratación del gobierno para la Oficina del Censo de lo que ha ocurrido en realidad.

"Incluso después de ajustarlas para los 48,000 trabajadores temporales contratados por el Censo y el efecto negativo de las tormentas de nieve de febrero, estas cifras sugieren un aumento en empleo básico de nómina'', indicó Christina Romer, jefa del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, en una declaración.

"Es más, los cálculos revisados muestran ahora un pequeño aumento de empleos en febrero y una pérdida de empleos en febrero menor de lo que se reportó anteriormente. Como resultado, para el primer trimestre del 2010 en su totalidad, el crecimiento laboral fue de un promedio de 54,000 por mes. Esto es un cambio drástico con respecto al primer trimestre del 2009, cuando la pérdida promedio de trabajos era de 753,000 al mes''.

El informe de marzo rebosa de señales de una economía en hibernación, lista para florecer. El diezmado sector de la construcción sumó 15,000 empleos, y aunque esa no es una cifra muy grande, ocurre después de que se perdieran 72,000 empleos en los 12 meses anteriores.

El empleo en el sector fabril subió en una modesta cifra de 17,000 empleos, lo cual llevó el número de empleos nuevos desde el comienzo del año a 45,000. El sector hotelero añadió 22,000 empleos, lo cual sugiere que los estadounidenses están viajando más y que los negocios permiten a los empleados que viajen de nuevo.

Aunque las cifras de empleo de marzo son una buena noticia tras un período de declinación tan largo, no se acercan ni con mucho a lo que se necesita para hacer bajar el índice de desempleo. La economía ha perdido más de 8 millones de empleos desde que comenzara la recesión en diciembre del 2007, pero tiene que crear más de 11 millones para reemplazar los que se perdieron y abrir espacio a los nuevos trabajadores que entran al mercado laboral.

"Necesitamos un crecimiento laboral mucho más robusto, por un período de tiempo sostenido, para reducir significativamente el desempleo.

El informe del viernes muestra que, aunque es evidente que las cosas están mejorando, el sector privado no está aún en posición de crear un número suficiente de empleos'', escribió en un análisis Heidi Shierholz, economista del Instituto de Política Económica. ‘‘Existe una necesidad urgente de políticas agresivas para crear trabajos'', concluyó.

  Comentarios