Finanzas

La cuota de mantenimiento en asociaciones nuevas

‘‘Esto es como para morirse'', decía una señora, a viva voz, en la reunión extraordinaria de la asociación de condominios. ¡Nos han engañado como a niños pequeños! ¡Esto es un abuso! ¡Vamos a perder nuestras propiedades por no poder satisfacer los cargos de mantenimiento de la asociación! ¡Qué abuso!

Yo estaba de incógnito en la reunión. Había sido invitado por un amigo para que fuera testigo de lo que allí se iba a plantear aquella noche. Desde luego, en mi calidad de observador no tenía ni voz ni voto, ni era mi interés el contar con ese privilegio. Estaba tranquilo, escuchando y evaluando cada palabra, esperando en un rincón a que aquello terminase para luego, en privado, conversar al respecto, con mi amigo

"¡Dígalo usted, señor! ¿Usted cree que esto es justo? ¡La mayoría de nosotros no tiene on qué enfrentar esta situación!, vociferó la señora, encimándoseme.

"Lo siento, señora; pero no puedo opinar sobre el tema. Yo estoy aquí como invitado'', le dije ante la mirada inquisitiva de todos.

"¡Pues si no puede opinar, ¿qué hace aquí?! ¡Aquí lo que hace falta es gente que opine!'', gritó indignada mientras se alejaba.

Pedí disculpas y me retiré de inmediato, y fui observar la reunión, junto a la esposa de mi amigo, desde el balcón de su apartamento, mientras ambos degustábamos un tinto californiano.

En verdad el problema de los vecinos de esa asociación es grave, pero no poco frecuente. En repetidas ocasiones he visto el caso. Se trata del primer ajuste de la cuota de mantenimiento de una asociación de condominios, cuando el urbanizador la entrega a los propietarios.

Los urbanizadores, en su afán por vender y para darle sentido a la compra de las unidades, asumen la mayoría de los gastos de mantenimiento, como gastos del

desarrollo, hasta el momento mismo en que venden la última unidad. Es por ello que las cuotas de mantenimiento son tan bajas al principio, mientras se vende y se entrega completamente el complejo, dando la falsa ilusión de que se mantendrán, en la misma forma, por mucho tiempo.

En esta técnica de venta no existe ilegalidad alguna; aunque los propietarios se encontrarán más tarde, cuando ya estén en control de la asociación, con el fenómeno de que la recaudación no es suficiente para enfrentar los gastos para el mantenimiento apropiado del sitio, y tendrán que aumentar las cuotas para poder lograrlo.

Evite sorpresas. Investigue antes de comprar:

a) Si son apropiadas las pólizas de seguro existentes para el lugar.

b) Si están contemplados los gastos de mantenimiento en el presupuesto.

c) Si incluye el presupuesto los gastos de administración y seguridad interna del complejo.

d) Si contiene el presupuesto reservas para reparaciones.

e) Si contempla el presupuesto el mantenimiento de las áreas comunes.

Usted tiene el derecho a documentarse y asesorarse apropiadamente antes de firmar un contrato. ¡ejérzalo!

J. A. "Tony'' Ruano es autor del libroBienes raíces. Manual práctico de compra,venta y administración.tony@ruanobrokers.com

  Comentarios