Finanzas

Douglas Esser: Cuando la mentalidad es crecer

Durante el último año Douglas Esser y sus socios de Rana Furniture se han propuesto que cuando se trata de ofertas de muebles, los consumidores no los pasen por alto. Con la asesoría de la agencia de publicidad The Power Group crearon una simpática rana animada de ojos saltones y patas flexibles que se dedica insistentemente a recordarles a los televidentes latinos las mejores rebajas de la temporada.

“La idea fue de los creativos, ya teníamos un personaje que le dio nombre a la compañía y se le podía sacar mucha simpatía”, destacó Esser, de 40 años, nacido en Venezuela, presidente de la mueblería.

“Es increíble, pero hasta para elegir los dibujos tuvimos que hacer una especie de casting de la mejor rana. Así llegamos a una estilizada, en tres dimensiones al estilo Pixar. Es la forma de hacer que la gente recuerde la tienda”, destacó.

Con cinco tiendas en Miami y Broward y una próxima a abrir a mediados de año, el propósito de los fundadores de esta compañía familiar ha sido literalmente luchar contra vientos y huracanes y no dejar de crecer. Además de Douglas, entre los fundadores se cuentan su hermana Desirée Esser, tesorera, y su cuñado Maximiliano Rodríguez, vicepresidente.

En agosto del 2005, Katrina destruyó parte del techo de la tienda de la Calle Ocho y la avenida 58, que apenas tenía dos días de inaugurada.

“Logramos solucionarlo rápido, el verdadero problema fue que, dos meses después, llegó Wilma y dañó alfombras, muebles y paredes. Fue un golpe duro. La tienda, donde habíamos puesto la mayor inversión, estuvo cinco meses cerrada. Pero, entonces toda nuestra energía se concentró en las otras tiendas, una de ellas la de Hialeah, que también estaba recién abierta”, recordó.

Hoy esta sede de la Calle Ocho es la que considera de mayor número de ventas.

Los años de crisis financiera tampoco pasaron sin tocarlos.

“La crisis afectó la mayoría de los negocios, pero aprendimos que en el mercado americano la gente no deja de comprar, simplemente consume productos más económicos. Nosotros entonces nos enfocamos en ese tipo de productos’’, destacó.

“En los últimos años hemos logrado un crecimiento sostenido del 25 por ciento cada año, siempre hemos tenido presente la mentalidad de crecer, e invertimos nuestras ganancias para ampliar el negocio”, afirmó.

En la actualidad, del warehouse de 100,000 pies cuadrados de Rana Furniture en Doral salen para ser entregadas a diferentes puntos del sur de la Florida apoximadamente 2,800 piezas cada semana. Allí se almacenan piezas de compañías proveedoras de muebles, como Ashley Furniture, Sandberg, Hughes, Coaster y Symbol Mattress, entre otras. También allí se ensamblan y se reparan.

“No somos competencia para las grandes compañías de muebles. Estamos enfocados en el mercado latino y eso, aparte de los sistemas de pago, la idea de mantener los bajos precios y cierto nivel de calidad, junto con las ofertas, nos ha ayudado a crecer”, indicó.

Aunque el mercado actual tiende hacia los muebles modernos, Esser dice que su clientela se inclina más por los muebles tradicionales y clásicos y los colores de la madera, de los cuales incluyen en su stock un 70 por ciento, otro 30 por ciento es para las líneas modernas.

“Cada tienda está amoblada con las tendencias que son más populares en cada vecindario’’, explicó.

Esser y Rodríguez son los encargados de hacer las selecciones en ferias de muebles en Carolina del Norte y Las Vegas.

En sus comienzos, hace 10 años, Rana Furniture se abrió en un pequeño espacio, cerca de la ubicación actual de su tienda de la Calle Ocho.

“En esa época abastecíamos a mueblerías pequeñas del sur de la Florida y fue una especie de prueba, el espacio lo rentamos para ofrecer al público los muebles que no habíamos vendido a nuestros compradores. Había comedores, juegos de cuarto y sofas”, recordó.

Rana Furniture tiene sus raíces en Venezuela, donde el padre de Esser, quien tiene su mismo nombre, abrió desde 1979 una serie de tiendas de muebles y elecrodomésticos bajo el nombre de La Rana.

“Comprábamos los muebles para las tiendas de Venezuela y los proveedores nos ofrecieron darnos la distribución para el sur de la Florida’’, contó Esser de cómo llegaron a radicarse en Miami .

“Luego nos dimos cuenta de que, o existían mueblerías muy grandes o muy pequeñas, y nosotros decidimos entrar en ese espacio de las intermedias que estaba vacío’’, explicó.

Entonces abrieron la mueblería los tres y contrataron un vendedor y un conductor de camión.

Hoy, Rana Furniture cuenta en la nómina con 100 empleados y, de acuerdo con su presidente, cuentan con cerca de $20 millones en ventas al año.

.

  Comentarios