Finanzas

Empresaria cubana amplía el mercado de muñecas Maru & Friends

Después de atravesar la puerta de cristal, se llega a un espacio inspirado en ese cuarto de juegos que es el sueño de muchas niñas. Pequeños tocadores y cocinas, estantes que hacen despliegue de muñecas vestidas para diferentes ocasiones y una sección dedicada a todos sus accesorios, desde los trajecitos que combinan con diminutas carteras y zapatos, hasta la cama de muñeca y sus sábanas.

Al fondo, en un salón con pequeñas mesas adornadas con flores se sirve el té de maracuyá, las galleticas y golosinas.

Es el mundo de Maru & Friends, creado por la empresaria y publicista cubana Maritza Gutiérrez, que abrió hace escasas semanas en Miracle Mile.

Para crear la infraestructura de la tienda y su salón de celebraciones, que se suma a una tienda en Aventura Mall y a otra en el Town Center, de Boca Raton, Gutiérrez, fundadora y presidente de la compañía, destaca que necesitó una inversión que supera los $2 millones. Una razón económica por la cual la empresaria se asoció con dos parejas de inversionistas.

“Las tres somos amigas y coincidimos en que nos encantan las muñecas, nuestros esposos nos apoyan con las finanzas”, destacó Gutiérrez, que acaba de recibir un cargamento de 5,000 muñecas con sus accesorios, provenientes de China.

Maru & Friends, en Miracle Mile, es la versión hispana de las tiendas American Girl (que tiene una sede en The Falls), donde las niñas también celebran fechas especiales con amigas y familia o encuentran su muñeca favorita, junto con ropa y accesorios. A menudo, se ve a las niñas, salir cargadas con las bolsas anaranjadas de la tienda, que parecen ser más grandes que ellas.

No obstante, también hay madres que, entre bromas, dicen que temen visitar la tienda con sus hijas porque saben las cuentas que tendrán que pagar. Otras, disfrutan las compras al igual que sus hijas.

En el caso de Isabella Rodríguez, de 12 años, su colección empezó desde hace cerca de seis años cuando salió, Maru, la primera muñeca.

“Ahora, tengo las cinco de la colección en mi cuarto, vestidas para diferentes ocasiones; me encanta jugar a cambiarles la ropa. Tengo también muñecas de otras colecciones”, comentó la niña.

Una cosa es jugar con las muñecas, pero también está el gusto por coleccionarlas

“A la mayoría de las niñas les gusta jugar con muñecas no importa la edad, si ese gusto se extiende hasta adultas se convierten en coleccionistas”, aclaró Gutiérrez, quien hizo de su propia afición su negocio. En su casa cuenta con una colección de 600 muñecas compradas en diferentes lugares del mundo.

Marú, la muñeca líder de su compañía, está inspirada en su vida de niña. Viene acompañada de Forever Friends, un cuento escrito por Gutiérrez, que cuenta su experiencia cuando vino a Estados Unidos.

“La historia de Maru es mi historia, es la de una niña que llega a Nueva York a vivir con sus tíos, pues sus padres no pudieron venir con ella. Allí, encuentra amigas que llenan su vida y la ayudan a superar ese vacío”, contó.

Gutiérrez salió de Cuba hacia España con su familia, en 1965, cuando tenía cinco años. Sus padres no obtuvieron la visa para venir a Estados Unidos, solo ella, y fue así cómo tuvo que venir a vivir con su familiares a comenzar una nueva vida.

La compañía de Gutiérrez empezó, durante una temporada navideña, en el 2008 , como una boutique online financiada por ella y su esposo, Armando Gutiérrez, quien se especializa en relaciones públicas a nivel gubernamental.

Junto con Maru, la muñeca de ojos negros y cabello largo y oscuro, se crearon también sus dos amigas, una norteamericana y otra afroamericana, Jamie y Tanya, que llegaron con una colección de accesorios.

Posteriormente, se crearon otras amigas, Savannah y Raven. Luego, vino la apertura de la tienda de Aventura Mall, en el 2012. En mayo del 2014 se abrió la tienda de Goral Gables y en junio la del Town Center Mall, en Boca Raton.

En los tres negocios todo gira alrededor del mundo de las muñecas, que miden 20 pulgadas y cuestan $120. Uno de sus vestidos con los zapatos cuestan $27.99 y los ganchos para colgar la ropa se venden en sets de dos por $7.

Los vestuarios, que incluyen desde los apropiados para la playa, la escuela, marinero o el blanco vestido estilo guayabera, son una creación del diseñador Gustavo Fernández, maestro de diseño de Miami Dade College.

Otra aspecto del negocio son las fiestas, de las que se encarga la socia de Gutiérrez, Mirta Lorenzo. Para los cumpleaños, entre otros temas, se celebra Princess for a Day, o los viernes, los Pajama Fridays!, que incluyen una película, manicure y pedicure, aparte de los juegos de mesa y las golosinas.

Paralelo a los negocios, Gutiérrez ha desarrollado una carrera como publicista en su agencia Creative Ideas Advertising, en la que se ha encargado de campañas publicitarias como la de Santa's Enchanted Forest, que produce desde hace 12 años, y en campañas políticas, como la del alcalde de Miami, Tomás Regalado.

Gutiérrez prefiere no hablar de la cantidad de muñecas de Maru & Friends que vende la compañía al año.

“El éxito se puede medir por la apertura de las nuevas tiendas”, destacó Gutiérrez. Aparte, Maru y sus amigas están en tiendas de juguetes en países como Rusia, Francia y Suiza.

“Tenemos un representante en Europa y tienen mucho éxito allí”, finalizó.

  Comentarios