Finanzas

Twice, una segunda oportunidad para objetos de lujo y muebles

La acogida de la tienda de consignación Twice, en el corazón del suroeste de Miami, les demostró a Carmen Franchi de Alfaro y al actor Gilberto Reyes que todo esfuerzo tiene su recompensa.

La pareja, que se lanzó a la aventura de incursionar en un negocio ajeno a sus profesiones, no oculta su satisfacción al comprobar que cuando se corren riesgos los sueños se pueden realizar.

Desde su apertura, en el 2010, las ganancias del negocio se han incrementado en más de un 300 por ciento.

Twice domina la esquina de la avenida 57 y la calle 41, en un espacio de 1,800 pies en que los muebles, la joyería, los objetos de arte y hasta una bicicleta plegable de 1955 ceden protagonismo a la ropa y accesorios femeninos de diseñadores de renombre.

“Aquí hay precios para todos los bolsillos. Lo mismo puedes llevarte una cartera de Louis Vuitton, de $1,800, en $850, que una de Michael Kors en $60. Pero también hay vestidos de Chanel en $800, cuyo valor original asciende a $5,000 o más”, dijo Franchi de Alfaro, que siempre soñó con tener una tienda similar a las que veía en el Nueva York de su infancia.

La copropietaria, nacida en La Habana, salió de la isla en 1966. Es graduada de mercadeo y comunicaciones en la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y durante 25 años se desempeñó como ejecutiva de televisión.

Reyes, oriundo de Camagüey, cuenta con una carrera de más de tres décadas en la radio, el teatro, el cine y la televisión. Su incorporación al binomio humorístico Los Fonomecos, durante 16 años, lo convirtió en uno de los artistas más populares de Miami.

En los primeros años Twice ocupó un pequeñísimo espacio en el centro comercial de Bird Road y la avenida 58, hasta que el aumento desmesurado de la clientela obligó a la pareja a trasladarse a un local donde antes hubo una licorería, a pocos pasos del restaurante Delicias de España.

“Cuando entramos la primera vez, aquello estaba destruido”, recordó Reyes, tras señalar que recurrieron a los ahorros destinados a la boda para las labores de remozamiento.

“Como no teníamos dinero para hacer una fiesta, se nos ocurrió casarnos ante los invitados que fueron a la inauguración, el 12 de diciembre del 2012, a las 12 del día”, recordó el actor, que destacó entre los regalos más preciados, un sistema de alarma.

En su nueva faceta de hombre de negocios Reyes ha sido ayudante de electrista, pintor de brocha gorda y restaurador. Oficios que disfruta a plenitud.

“Mi fuerte son las ventas. Pero Gilberto tiene muy buen ojo para comprar. Y el hecho de que sea una figura conocida contribuye a que la clientela crezca por días”, señaló la esposa. “Hay que ver cómo lo siguen sus 6,000 fans a través de Facebook cuando está reparando una pieza”.

Según Franchi de Alfaro, la locación, la calidad del producto, la confidencialidad y la atención al cliente son clave para el éxito de Twice. Pero nada de eso valdría sin el respaldo del equipo integrado por Marta Duque, Marisol Vila, Ana Lechuga y el artista plástico Rafael Ponce, y la colaboración de sus hijos Mónica e Ignacio, que ayudan en la publicidad y los envíos mediante Monica Rockaway PR y Wynwood Shipping, sus compañías respectivas.

“Necesito estar rodeada de personas que conozcan muy bien las particularidades de este negocio”, destacó la empresaria, que se vale de las redes sociales para mantener informada a su clientela.

“Al rey lo hace la corte”, precisó Reyes, tras comentar que entre los compradores lo mismo se encuentran “cónsules, decoradores, estilistas, modelos, turistas, que empleadas de servicio”.

El matrimonio explicó que el precio de la mercancía varía de acuerdo con el tiempo que permanece en la tienda.

“Solo aceptamos piezas que estén en buenas condiciones”, aclaró Franchi de Alfaro, que suele viajar con su esposo a varias ciudades de la Florida en busca de novedades.

Cuando se efectúa la transacción, el cliente recibe el 45 por ciento del precio de venta. Pero si al cabo de tres meses el objeto no tiene salida, se le devuelve al dueño. En el caso de que este no lo quisiera, se donaría al International Rescue Committee de Miami.

Ante el éxito de Twice sus dueños abrieron hace tres semanas otro negocio dedicado exclusivamente a enseres del hogar: Casa Twice, ubicada en 4225 SW 72 Ave.

Al hacer recuento de sus logros en tan corto tiempo el matrimonio reafirmó su creencia en que cuando se tiene un propósito, por muy difícil que parezca, “los planetas se alínean a favor de uno”.

  Comentarios