Finanzas

La feria IFA convierte a Berlín en capital tecnológica mundial

La compañía surcoreana Samsung presentó el miércoles en Berlín sus teléfonos inteligentes Samsung Galaxy Note 4, nuevo dispositivo de la saga Note, y el Galaxy Note Edge, que cuenta con una franja autónoma de tareas en uno de sus laterales.

Junto a estos dos aparatos y antes de la inauguración oficial este viernes de la feria IFA, Samsung llevó a la capital alemana su nuevo y esperado dispositivo de realidad virtual, las gafas el Gear VR; y mostró también por primera vez al público su reloj inteligente Gear S.

El Galaxy Note 4 cuenta con un nuevo diseño con respecto a su inmediato predecesor, en el que destaca un marco metálico y una pantalla de 5.7 pulgadas con una resolución de 2560 por 1440 píxeles.

Junto a estas características la empresa subrayó los avances en la capacidad multitarea y en el S Pen, el bolígrafo electrónico, que ahora permite desarrollar nuevas funcionalidades.

Según explicó el vicepresidente de Samsung España, Celestino García, su objetivo ha sido “cuidar al mínimo detalle el acabado del dispositivo” e incorporar nuevas capacidades al lápiz.

“Este lápiz detecta el doble de presiones que detectaba el anterior dispositivo, permite recortar, integrar y generar, en comunicación con la multimedia y la multitarea del dispositivo, un montón de tareas bastante sorprendentes” apuntó García.

El resultado, recalcó, es “un dispositivo que ahora mismo lo convierte en el ‘smartphone' más rápido del mercado”.

Entre otros aspectos sobresalen las dos cámaras integradas en el Galaxy Note 4, la frontal con 16 megapíxeles de resolución y una trasera de 3,7 megapíxeles.

Samsung además ha añadido una función especial para facilitar la toma de los populares ‘selfies', incluyendo una modalidad que permite tomar autofotografías panorámicas acompañado de gran cantidad de gente.

El nuevo teléfono de la línea Note saldrá al mercado en octubre, aunque aún no hay información sobre su precio final.

  Comentarios